Monterrey, NL. El estado habría cerrado el 2016 con un déficit estimado de 6,457 millones de pesos, es decir, alrededor de 2,500 millones de pesos menos con respecto al déficit del 2015; de acuerdo a un documento del gobierno de Nuevo León, presentado en el Primer Foro de Finanzas Públicas llevado a cabo el año pasado.

Se realizaron dos proyecciones del 2016 al 2030 para analizar la disminución del déficit en el estado considerando dos escenarios; uno en el que se consideraba la desaparición de la tenencia, estimando un déficit de 4,752 millones de pesos para el cierre de este año; y otro en el que se asumía la permanencia de la tenencia, en cuyo caso el déficit para el cierre de este año se estimaba de 3,137 millones de pesos.

Para alcanzar la última cifra mencionada, tendría que seguirse cobrando la tenencia con un descuento de 20%, y continuar con el mismo cobro en los años posteriores para que en el 2021 se lograra revertir finalmente el déficit y alcanzando un superávit de 18 millones de pesos.

Las consecuencias del déficit

Estar en déficit quiere decir que los gastos estatales superan a los ingresos y significa dejar de pagar conceptos aunque estén en el presupuesto , entre ellos, pago a proveedores, obras, transferencias a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Isssteleón, programas sociales y fondos de fomento.

Otro de los efectos del déficit es una baja inversión pública, que en el 2016 representó 1% contra los gastos totales.

rrg