Cancún, QR. El componente de carga del Tren Maya forma parte importante de los objetivos de largo plazo que se buscan impulsar con esta infraestructura en prácticamente los cinco estados por los que correrá la vía férrea.

Así se consigna en los objetivos que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ha establecido para el proyecto y que se pueden leer en la alineación programática del proyecto que se describe en la primera licitación lanzada hace unos días.

Para el caso de Yucatán, los beneficios que se persiguen son aumentar el turismo en general, de convenciones, de aventura, cultural y de esparcimiento; incrementar el volumen de carga en combustibles y materiales; disminuir contaminantes al bajar el número de camiones de carga e incrementar el flujo de visitantes a Chichén Itzá, Valladolid e Izamal, además de rescatar terrenos de la antigua estación de Mérida.

Para Campeche, se proponen desarrollar nuevas formas de turismo: de naturaleza, científico, ecológico, rural y de aventura; eficientar el transporte de pasajeros, pesquerías y derivados del petróleo; apoyar el comercio de hortalizas y frutos frescos del estado; proteger la Reserva de la Biósfera de Calakmul y el patrimonio cultural del estado; lograr que Calakmul tenga una proyección internacional como Chichén Itzá o Tulum, así como generar un nuevo centro logístico enclavado entre la nueva estación que se construirá para el Tren Maya y el aeropuerto.

En Quintana Roo, las metas que se persiguen con el Tren Maya son aumentar el tiempo de estancia del turismo nacional e internacional, facilitar la interconectividad con terminales aéreas nacionales, transportar trabajadores y mercancías a lo largo de la Riviera Maya; comunicar las microrregiones del estado con las seis ciudades que tendrán una estación del tren; aumentar los flujos turísticos y comerciales en el sur del estado; propiciar el reordenamiento urbano de la zona de Tulum; abrir nuevas regiones de desarrollo en la zona de Bacalar y próximas a Carrillo Puerto; evitar la sobrecarga vehicular en el tramo Cancún-Tulum de la carretera; disminuir contaminantes al bajar el número de camiones de carga y proporcionar una alternativa de movilidad a los pasajeros entre Playa del Carmen y Cancún.

En Chiapas, se propone consolidar el turismo cultural, de aventura y de esparcimiento; mejorar la conectividad de Palenque al ligarlo con los flujos turísticos de la Riviera Maya; detonar la hotelería de alto nivel en Palenque; facilitar la interconectividad de aeropuertos; crear una zona de desarrollo urbano para crear una oferta turística de calidad y trasladar sus productos agropecuarios a toda la Zona Maya.

Por último, en Tabasco se menciona que el Tren Maya impulsará el turismo nacional e internacional; movilizará a pasajeros y trabajadores, además de que el componente de carga se capitalizará mediante el transporte de derivados del petróleo, así como semovientes. Asimismo, la vía férrea será un canal de distribución de productos agropecuarios a toda la Zona Maya.

Áreas de oportunidad

Rogelio Jiménez Pons, director de Fonatur, dijo en entrevista que la carga es un componente de gran importancia por el hecho de que la Riviera Maya y Cancún son potenciales mercados de la producción agrícola y de combustibles de estados como Tabasco, Chiapas y Campeche, por lo que el tramo Tulum-Cancún es el único de 1,500 kilómetros de todo el recorrido que tendrá una doble vía.

El funcionario aseguró que hay más de 10,000 millones de pesos anuales que se gastan por fletes de gasolina en la región, por lo que la movilización de combustible será uno de los principales activos del proyecto.

De hecho, añadió, el componente de carga se pensó principalmente para atender la demanda de Quintana Roo, el cual hoy depende en mayor medida que el resto de los estados de la península de abastecimiento no sólo de combustible, sino de productos de todo tipo.

En entrevista aparte, Carlos Trueba Coll, director del Aeropuerto Internacional de Cancún, refirió que cualquier mecanismo que permita movilizar de manera más eficiente y en mayores cantidades el combustible que consumen los aviones de la terminal aérea, redundará principalmente en una baja de los costos, pues actualmente la terminal se abastece a través de cientos de pipas que recorren vía carretera la península de Yucatán.

“Entre más volumen se puedan mover en una corrida, los costos tienden a bajar necesariamente”, acotó.

Lanzan primera licitación

Cancún, QR. El proyecto del Tren Maya avanza en su consolidación.

Ya publicaron en CompraNet las bases para la primera licitación del Tren Maya correspondiente a la fase 1 de ingeniería básica para el tramo sin vía férrea que comprende entre Escárcega (Campeche) y Bacalar (Quintana Roo).

Las empresas interesadas podrán participar en el periodo que va del 20 de diciembre de este año al 15 enero del 2019.  La unidad responsable del procedimiento es el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a través de la Subdirección de Adquisiciones y Servicios Generales.

El objeto de la convocatoria se describe como de diseño y arquitectura; comprenderá los trabajos que se realicen para la definición de criterios de diseño, el trazo y ancho de franja para la vía férrea y el proyecto preliminar a nivel de ingeniería básica.

La entidad contratante es Nacional Financiera como fiduciaria en el fideicomiso público denominado Fonatur.

La licitación es nacional, por lo que únicamente podrán participar personas físicas o morales de nacionalidad mexicana.

En las bases publicadas de CompraNet se lee que el servicio objeto de la licitación será cubierto con recursos presupuestales correspondientes al 2019, aunque no se precisa el monto.

“Las personas físicas o morales que así lo acuerden podrán agruparse con el propósito de presentar conjuntamente una sola propuesta y actuar como un sólo licitante en este procedimiento de licitación, sin la necesidad de constituir una nueva sociedad. Las empresas interesadas deberán acreditar ser expertas en Especialista en estructuras, transporte ferroviario, vías férreas, mecánica de suelo, geotecnia y drenaje”, destaca el documento público consultado.

Permisos ambientales

Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur, dijo en entrevista que se trata de la primera licitación para la elaboración del proyecto ejecutivo del tramo sin vía que corre desde Escárcega hasta Cancún de casi 600 kilómetros, lo cual es un paso previo para ingresar el proyecto a evaluación de impacto ambiental.

Aseguró que no se está violentando ninguna normatividad ni se están realizando trabajos en el tramo donde no existe vía hasta que no se tengan las autorizaciones ambientales y se hayan realizado las consultas con las comunidades indígenas de los estados que involucran este tramo.

Por el contrario, en el tramo donde ya existe una vía actualmente operativa que va desde Palenque hasta Valladolid, pasando por ciudad Campeche, Mérida, Izamal, Chichén Itzá, ya comenzaron obras inducidas de rectificación desde el pasado 17 de diciembre, previa anuencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.