Puebla, Pue. El sector cervecero artesanal de Puebla prevé la creación de 15 marcas durante este año, lo que representará un crecimiento de 50%, para llegar a un total de 45 en la entidad.

La expansión del sector se verá favorecida porque se redujeron las barreras de entrada al mercado, como el tema de la exclusividad que exigían las grandes compañías a negocios expendedores, bares y restaurantes, para impedir que las cervezas artesanales fueran comercializadas.

Alberto Soto Fuentes, presidente de la Asociación de Cerveceros de Puebla (Acerpue), comentó que hay un auge de la actividad desde hace cuatro años, cuando se tenían tres marcas, ya que más personas desarrollan sus propios productos con algunas innovaciones, al agregar café, bambú y otros saborizantes a sus fórmulas.

Persisten barreras, ahora en insumos

Mencionó que a pesar de que algunas barreras de mercado continúan por parte de los grandes fabricantes, específicamente en cuanto a la compra de cebada nacional, lo cual ya investiga la Comisión Federal de Competencia (Cofece), ello no ha impedido que crezcan en el mercado de bebidas gourmet.

Las nuevas marcas están en fase de pruebas, pero en este año podrían ver la luz , ya que han asesorado a sus propietarios y lo siguen haciendo.

Algunas de las marcas que encontraron mercado en la angelópolis o se distribuyen a través de tiendas de autoservicio en estados vecinos como Tlaxcala, Estado de México y la Ciudad de México, son: Homero, Myrra, Bambusa, Dunkel, Weissbier y Cerveceros Artesanales Poblanos Caseros, Saga, Mariquita, Cerveza Licha, Tehuacán.

Soto Fuentes expuso que ha sido el propio consumidor quien ha impulsado al sector, debido a que buscan cervezas con otro sabor respecto del que ofrecen las bebidas convencionales, por lo que algunos restaurantes y bares han decidido incluir cerveza artesanal en sus menús.

Sin embargo, reconoció que el costo sigue siendo alto, ya que oscila entre los 30 y 45 pesos por bebida, lo que propicia que el consumo sea bajo.

Homero, uno de los casos sobresalientes

Bajo este contexto, Gerardo Valle, uno de los socios de la marca Homero, que tiene siete años en el mercado, comentó que no ha sido fácil entrar a establecimientos acaparados por Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc.

Pero añadió que para esos grandes fabricantes no queda más remedio que aceptar como competencia a las cerveceras artesanales, las cuales buscan satisfacer el mercado de bebidas gourmet.

Esta marca tiene su fábrica en la angelópolis, donde laboran 15 empleados, y genera quincenalmente alrededor de 700 litros por cada una de sus cinco etiquetas, ya que al tratarse de una bebida artesanal, el proceso es más laborioso con respecto a una marca comercial.

El volumen mensual es de entre 300 y 400 cajas, con 24 botellas cada una, de las cuales 60% se vende en la ciudad y el resto en algunas tiendas especializadas de vinos en ciudades como Monterrey, Morelia, Toluca y Guadalajara, entre otras.

[email protected]