Los ingresos totales de la Ciudad de México sumaron 221,280.6 millones de pesos en el 2016, que significó lograr otro nivel récord, dinámica que se viene manifestando desde el 2013, de acuerdo con datos de la Secretaría de Finanzas.

Estos recursos, conformados por los ingresos del sector público presupuestario más otros ingresos y beneficios (endeudamiento neto), obtuvieron un crecimiento real a tasa anual de 5.1% y 22% arriba de lo estimado en la Ley de Ingresos del Distrito Federal para el Ejercicio Fiscal 2016 (LIDF-2016).

Esta cifra incluye los ingresos locales virtuales por 3,119.1 millones de pesos, concernientes al subsidio al Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos (este importe, si bien se contabiliza como ingreso, es con cargo al Presupuesto de Egresos y, por tanto, constituye en sí un gasto fiscal y no un recurso de libre disposición).

El resultado alcanzado en los ingresos totales derivó de la combinación positiva de diversos rubros de recaudación de la ciudad y que permitió compensar la disminución en la captación de otros apartados como consecuencia, principalmente, del efecto de la aplicación del Programa General de Regularización Fiscal el año anterior, que brindó ingresos extraordinarios para la capital.

Mediante este programa se condonan multas fiscales, recargos y gastos de ejecución ordinarios por la omisión de pago de los impuestos y derechos que se indican.

El gobierno de la Ciudad de México continuó con la política de fortalecer sus fuentes propias de ingresos, basada en estrategias de fomento al pago voluntario y oportuno, mejoramiento y ampliación de los medios de recaudación, fortalecimiento de las acciones para cerrar espacios a las prácticas de evasión y elusión fiscal.

Entre las estrategias destacan la prolongación en el 2016 del programa de descuentos por el pago anual anticipado en el Predial; el número de opciones de pago para los contribuyentes en más de 8,400 puntos, y los trámites electrónicos que se pueden obtener en línea a través del portal de la Secretaría de Finanzas.

A esto se le suma la obtención de ingresos adicionales a los programados provenientes de nuevos convenios con la Federación que incidieron de manera positiva sobre el rubro de origen federal.

En este sentido, la aportación de los ingresos propios dentro del sector público presupuestario con 54.0% del total posicionó a la capital como la entidad federativa con la mayor solidez fiscal en el país al haber financiado su presupuesto de manera primordial con sus recursos propios y no federales.

Sector público

El año pasado, los ingresos del sector público presupuestario ascendieron a 218,534.9 millones de pesos, lo que se tradujo en un incremento anual real de 5.9% y superior en 23.6% a la meta programada. Este importe fue producto en 90.7% de ingresos del sector gobierno por 198,298 millones, con un aumento real de 6.4% a tasa anual, así como en 9.3% de recursos correspondientes al sector paraestatal no financiero con un monto de recaudación de 20,236.9 millones.

A su vez, los ingresos del sector gobierno estuvieron integrados por locales con un monto de 97,732.3 millones y por federales que sumaron 100,565.7 millones. Los primeros exhibieron un incremento real anual de 3.5% y un avance con respecto a lo estimado de 20.4%, y en el segundo caso, mostraron una variación de 9.3% y sobrepasaron en 22.4% lo calendarizado.

Los ingresos locales se conformaron por 50,702.7 millones de pesos (51.9%) de tributarios, que registraron un alza en términos reales de 2.7% anual, y por 47,029.6 millones (48.1%) de no tributarios, los cuales superaron en 18.6% la previsión establecida en la LIDF-2016.

[email protected]

Ingresos CDMX