Ante el pago excesivo que representa el contrato que tiene el Poder Legislativo con la empresa Bajío Post, para pagar su nueva sede hasta el 2034, la Cámara de Diputados buscará refinanciar la deuda adquirida para cubrirla en una sola exhibición, con el apoyo del gobierno del estado.

El Congreso del estado optó por contar con una sede propia en el 2013, misma que tuvo un costo aproximado de 219 millones de pesos; sin embargo, signó un contrato con Bajío Post en el que se estipula el pago de 27 millones de pesos de manera anual hasta el 2034.

A esto se suma que la Legislatura local erogó cerca de 30,000 pesos a un especialista debido a que a menos de un año de estrenado el edificio presentó fallas estructurales, que van desde inclinaciones en la obra e inundaciones en pasillos, dictamen que aún no es entregado a la Mesa Directiva.

El presidente del Poder Legislativo, Gerardo Ángeles, indicó que en breve se reunirá con su antecesor Eric Salas para conocer a fondo los detalles del contrato, así como del estudio realizado, aunque consideró necesario buscar un refinanciamiento para liquidar el costo de la sede en una sola exhibición.

Afirmó que se mantiene un diálogo con la Secretaría de Planeación y Finanzas del estado para que el Ejecutivo apoye en el pago único, motivo por el cual se reunirá con Manuel Alcocer Gamba en próximos días; no obstante, refirió que liquidar la sede no afectará a la Hacienda del Legislativo.

Es un acuerdo que se está trabajando con la secretaría de planeación. Saldrá del Ejecutivo, no del presupuesto que tenemos, porque de hacerlo estaríamos imposibilitados de funcionar , dijo.

El diputado presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto, Eric Salas, explicó que actualmente el Poder Legislativo ha pagado 102 millones 483,000 pesos, aunque se mantiene una obligación de pago de 168 millones en capital y 327 millones de intereses (tasa fija de 18%), para un estimado de 496 millones pendientes.

El contrato tiene una cláusula acerca del financimiento, con la que se podría generar un ahorro de 314 millones de pesos, a través del pago de 180 millones en una sola exhibición, refirió Salas.