Monterrey, NL. La región Laguna (Torreón, Coahuila y Gómez Palacio, Durango) se perfila como la próxima zona industrial emergente, donde destacan la industria automotriz, química y textil y ahora impulsan las tecnologías de información, afirmó Ana Paulina González Reyes, subsecretaria de Desarrollo Empresarial Industrial de Durango.

“La vemos como la próxima zona industrial emergente dado que no somos frontera, pues es una brecha para salir hacia Chihuahua o hacia Monterrey- Nuevo Laredo”, afirmó.

Éste, dijo, es el plan B de Durango, porque es la novena zona metropolitana más grande de México y cuenta con proveeduría, sobre todo del sector metal mecánico y el de autopartes y con el Clúster Automotriz Laguna.

Dijo que en la región Laguna hay alrededor de 100 empresas ubicadas en Torreón y en 10 municipios de Durango, en particular en Gómez Palacio y Lerma.

“A la hora de promover inversiones en las zonas de mayor desarrollo (en Durango), tenemos dos regiones: la capital y la región Laguna, la cual representa una alternativa porque no está en la zona fronteriza y es una salida cercana al Bajío”, enfatizó la funcionaria.

Por otra parte, reiteró que en abril arrancó el Clúster de Innovación y Tecnología de Durango, el cual permitirá avanzar en la economía digital.

La inversión automotriz fluye a la entidad. En marzo de este año inició la construcción de una plata de fundición de aluminio de la empresa hindú Sakthi, con una inversión inicial de 40 millones de dólares y la generación de 600 empleos, comentó.

También, en el primer trimestre del año se inauguró en Gómez Palacio la planta ZF de origen alemán, fabricante de tecnología de transmisión y chasises, la cual generará 3,500 empleos, “estamos por ver si continuamos con ellos en otros proyectos”.

Hay empresas locales, así como de Nuevo León y Tamaulipas, que están expandiendo operaciones en la entidad, puesto que la autopista Durango-Mazatlán permite llegar a este puerto en dos horas.

Y con el proyecto del gobierno federal de expandir el Puerto de Mazatlán se podrán recibir barcos de mayor tamaño, y permite la apertura de mayor importación y exportación de mercancías.