La Iniciativa Privada (IP) de Acapulco, Guerrero, busca fortalecer y volver a posicionar a este destino turístico, para ello se están desarrollando dos estrategias clave: atraer todos los eventos posibles pertenecientes a las ramas turísticas de negocios y convenciones y mejorar la percepción de seguridad.

En entrevista con El Economista, Javier Gámez, director ejecutivo de Riviera Diamante Acapulco, explicó que desde hace cuatro años los integrantes de la IP comenzaron a desarrollar un plan de trabajo. Sin embargo, fue en el 2019 cuando se formalizó de manera jurídica y comercial el proyecto, debido a que surgió una marca y una asociación; también en el Tianguis Turístico del año pasado inauguraron el Buró de Hospitalidad.

“La idea salió del Grupo Mundo Imperial. Lo que se busca es volver a convertir a Acapulco en el destino más importante de América Latina, por lo mismo se creó la Asociación Riviera Diamante Acapulco y después la marca”, precisó.

Gámez explicó que actualmente, tanto la marca como la asociación, están conformadas por más de 30 asociados —desde grupos hoteleros hasta cámaras comerciales—, donde van como bloque a promocionarse.

“Son firmas que cooperan para ir por el mercado. Les hacemos saber que somos el destino ideal para los segmentos, grupos, negocios, reuniones y convenciones. Tenemos uno de los mejores recintos construidos en el mundo, que es Expo Mundo Imperial. Además, estamos a cinco horas en autobús de la capital del país”, mencionó.

Refirió que por la infraestructura con la que cuenta la zona de Riviera Diamante Acapulco, donde hay más 5,000 habitaciones hoteleras, así como el centro de convenciones, más las conexiones carreteras y el aeropuerto, es que están optando por las ramas de reuniones, negocios y convenciones.

“Tenemos varias ventajas, la pasión es lograr volver a ser lo que algún día fuimos: el mejor destino de playa del continente y de los mejores del mundo”, acentuó.

Trabajo conjunto

El director ejecutivo señaló que el otro reto en el que están trabajando es el de lograr mejorar la percepción de seguridad, y también ayudar a las autoridades municipales y estatales a que se solucione este problema que afecta al tejido social.

“Toda la IP sabe que hay que invertir en varios rubros, esto es un proyecto a largo plazo. En cuestión de seguridad hemos estado trabajando con el Grupo de Coordinación Guerrero, y de seis años a la fecha, no ha habido un intento de acto delictivo en los eventos que desarrollamos”, ahondó.

“La percepción de inseguridad es uno de los mayores problemas, en Acapulco la percepción es mayor. Estamos haciendo una estrategia de crear una buena reputación a partir de la realidad, que consiste en hacer notar las cosas buenas que están pasando y que estamos preocupados por la seguridad”, dijo.

Javier Gámez puntualizó que por la serie de trabajo que han desarrollado ya tuvieron los dos primeros resultados, uno de ellos es que, en el 2020, fueron nombrados la capital de Latinoamérica para destinos de boda, y el segundo fue que ganaron el Congreso Nacional de la Industria de Reuniones edición 2021.

“Somos una zona que está creciendo. Tenemos dos cualidades: la hospitalidad y el mejor clima. Hay una IP interesada en rescatar Acapulco y tenemos apoyo municipal y estatal”, precisó.

[email protected]