Querétaro, Qro. Reducir la informalidad y reforzar la seguridad laboral figuran entre los retos del sector minero en Querétaro.

Ante este panorama, resulta apremiante que se refuerce la capacitación de los trabajadores de la industria extractiva, refirió el encargado de despacho de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) del estado, Gaspar Trueba Moncada.

Reconoció que existen minas que operan sin medidas pertinentes de seguridad e higiene, aunado a la recurrente ausencia de figuras patronales que corroboren los mecanismos de seguridad.

En la entidad suman 490 concesiones mineras emitidas por la Secretaría de Economía (SE), reuniendo las que operan por medio de cooperativas o grupos de trabajadores, incidiendo en que se carezca de un jefe, detalló.

Se contabiliza a 8,000 trabajadores en minas, entre ellos los que suelen ser sus propios empleadores.

Les damos asesoría gratuita para el cumplimiento de la norma 23, que es la norma que habla de la minería (...) De cómo deben barrenar, detonar los explosivos, hay que recordar que en el tema de la minería los permisos del uso de explosivos los otorga la Secretaría de la Defensa Nacional, pero nosotros checamos que estén capacitados, que realmente tengan las constancias de capacitación de todos los trabajadores que manejen este tipo de explosivos en los centros de trabajo minero , mencionó.

NOM-023

Entre los retos del sector se delinea operar con apego a la Norma Oficial Mexicana NOM-023-STPS-2012, que dicta las condiciones de seguridad y salud laboral en minas subterráneas y minas a cielo abierto.

El encargado de despacho de la STPS explicó que se brinda asesoría a los trabajadores para que operen en cumplimiento con la normatividad.

Por tanto, adelantó que este año la dependencia realizará un foro minero como parte de la semana de seguridad y salud laboral, que preverá capacitar a los mineros.

El año pasado se reportaron tres accidentes en minas asentadas en el estado, mientras que este año no se tiene registros de incidentes.

Regiones

El estado se divide en cuatro regiones de minerales metálicos, que encabezan los municipios de Pinal de Amoles, San Joaquín, Berna y Querétaro, a las que se suman las cinco regiones de minerales no metálicos: Cadereyta de Montes, Bernal, Colón, Querétaro y Amealco de Bonfil.

La mayor aportación en el valor de la producción la aportaron las rocas dimensionales, plata, oro, caolín, cobre y carbonato de calcio, según información del gobierno.

viviana.estrella@eleconomista.mx