Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), prevé que la actividad económica del estado caerá este año en 11.90%, tomando en cuenta que las disrupciones ocasionadas por la pandemia de Covid-19 estuvieron acompañadas por el impacto a la economía del estado.

El organismo estimó que el impacto en las disrupciones provocadas por la pandemia será pronunciado en 2020 y bajo esa premisa se desarrollan tres distintos escenarios: el pesimista con una recuperación esperada en 2024, un escenario base de recuperación esperada para 2023 y un optimista para marzo de 2023, indicó en un comunicado.

“Si se da una recuperación de la economía como la posterior a la crisis de 2009, la actividad en Nuevo León podría recuperarse hasta junio de 2023. Si esta situación no se da, y la economía se comporta igual que el promedio tomaría hasta junio de 2024. A su vez, un impulso más elevado al del año posterior a la crisis hipotecaria, llevaría a la economía a recuperarse en marzo de 2023”, enfatiza Caintra.

El organismo indicó que la situación económica de la entidad tendrá muchos retos en los años venideros, por motivo de la pandemia.

“Por ello es importante que las autoridades focalizan de manera eficiente, los esfuerzos para que la recuperación sea lo más ágil posible”.