Guadalajara, Jal. Las empresas instaladas en el corredor industrial de El Salto contratarán a los aproximadamente 450 trabajadores que se quedaron sin empleo tras el cierre definitivo, hace unos días, de la empresa Himexa, antes Hilasal Mexicana.

“Estamos atentos para ver qué podemos hacer con toda esa gente que se va a quedar sin empleo”, afirmó Raúl Güitrón, presidente de la Asociación de Industriales de El Salto (Aisac), de la cual, Hilasal fue miembro fundador y una de las firmas más importantes en dicho corredor industrial.

“Lo que hemos hablado con Jorge (García Fernández, propietario de Hilasal) es tratar de acomodar a toda esa gente que se está quedando sin empleo. Afortunadamente nosotros tenemos una estimación de que vamos a generar 2,000 nuevos empleos este 2018 y por ello, nos están enviando la información de la gente que se está quedando sin empleo y trataremos, a la mayoría, de acomodarlos en las empresas que están aquí en el corredor industrial”, detalló Güitrón Robles.

Al igual que lo hicieron los dirigentes de las cámaras textil y de vestido la semana pasada, el presidente de Aisac también condenó el ingreso ilegal de mercancía que ocasionó, según dijo, el cierre de la fabricante de toallas.

“Ése es el gran problema que tenemos, no sólo la cantidad indiscriminada de mercancía que entra al país de forma legal, sino que el principal problema es todo lo que entra de manera ilegal, que no paga impuestos, que debido a la corrupción que existe, entra una gran cantidad de materiales y afecta a las empresas locales”, denunció.

“Hoy la industria textil, la del calzado, la del mueble, todos están sufriendo la entrada indiscriminada de material que viene principalmente de Asia”, puntualizó Raúl Güitrón.

Dificultades

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa jalisciense Himexa informó que por acuerdo de la asamblea extraordinaria de accionistas celebrada el 10 de abril, la firma se disolverá de forma anticipada.

En febrero pasado, Hilasal reportó la imposibilidad de mantener sus operaciones de producción, distribución y venta y comenzó a recortar personal “debido a las dificultades que ha enfrentado para repuntar sus ingresos por el largo proceso de aprobación de la sentencia definitiva del concurso mercantil y la ausencia de fuentes de financiamiento para atender sus necesidades de capital de trabajo”.

[email protected]