En los próximos días, el gobierno federal de la mano con el sector privado del país presentará un programa de productividad y promoción de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en Veracruz, Campeche, Tabasco y Tamaulipas; esto con la finalidad de revertir la crisis petrolera y vincularlas al desarrollo de la nueva era energética, adelantó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Para generar desarrollo, empleo y progreso en entidades que son netamente petroleras; como Campeche y Tabasco, estamos trabajando con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, para definir un programa de productividad, capacitación y desarrollo de inversión en pymes que complementen la inversión de las grandes empresas en México , explicó el líder empresarial.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Economía y la Banca de Desarrollo junto con el CCE delinean un esquema para promocionar a las pymes de la región sureste, mediante el cual se les brinde capacitación, certificación e integración de las empresas que ofrezcan servicios y comercio, así como a la industria para procesos de proveeduría en la cadena energética.

El declive de Petróleos Mexicanos (Pemex) convulsionó a las cuatro entidades del Golfo de México, netamente productoras de crudo y extracción de gas, resultando en despidos y cierre de empresas en meses pasados. Y aunque el gobierno mexicano propuso medidas para impulsar la economía de ambos estados; a través del pago a proveedores, impulso a la industria en la región, facilidades a los empresarios para el pago de impuestos; por mencionar algunas, la crisis no se ha revertido.

Por ello, el presidente del CCE sostuvo que el gran reto para el primer cuatrimestre del 2017 será que las pymes se capaciten, certifiquen y se incorporen a las cadenas de valor, desde áreas como la sismología hasta la exploración y producción; el reto es que generen desarrollo en el sur sureste , dijo el presidente del Consejo.

La oportunidad para las pymes está en el rubro energético, a fin de desarrollar una cadena de valor con base en el conocimiento de las empresas de la zona, quienes tienen la experiencia de trabajar con la petrolera, pero ahora requieren de contratos con el nuevo modelo de negocios de Pemex o sus socios, o bien, con los ganadores de las licitaciones, en especial con las grandes empresas de la ronda 1.4, expresó Castañón.

De acuerdo con el sector privado, el esquema energético a las pymes deberá estimular la participación de proveedores nacionales facilitando los medios para que se integren al proceso de modernización y desarrollo tecnológico que se requiere para participar eficientemente en las cadenas productivas.

[email protected]