Cancún, QR.- Proyectos como Kanai o el cuarto hotel del complejo Mayakoba en la Riviera Maya están detenidos debido a la indefinición en el rescate de playas por parte del gobierno federal, además de que este asunto se convirtió en un tema preocupante para las agencias mayoristas y touroperadores con los que los hoteleros del Caribe mexicano están realizando negociaciones en el Tianguis Turístico de Guadalajara.

Jean Agarrista Marfin, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya dijo que el tramo entre Punta Maroma y Punta Bete es el que mayor grado de erosión presenta en Playa del Carmen y este problema no ha pasado desapercibido para las grandes mayoristas de Estados Unidos y Canadá, las cuales ya están solicitando información sobre los planes de recuperación de playas que existen para que ellos puedan planificar las reservaciones y venta de paquetes vacacionales para la segunda mitad del año y el invierno 2016-2017.

Agarrista Marfin dijo que ante la inexistencia de un plan integral por parte del gobierno federal, únicamente han podido argumentar que de manera individual y con recursos privados algunos hoteles están realizando acciones paliativas como la colocación de sacos de arena o geotubos para evitar de manera temporal seguir perdiendo arena.

Darío Flota Ocampo, director del Fideicomiso de Promoción de la Riviera Maya (FPRM), dijo en entrevista aparte que incluso la zona costera que comparten el desarrollo Kanai y el complejo Mayakoba tiene detenidos proyectos turísticos hasta en tanto no se defina un esquema de recuperación por parte del gobierno federal.

El desarrollo Kanai corre a cargo de las firmas de las firmas ALEHEL y GIM y consiste en la construcción de cuatro hoteles en la zona conocida como Punta Bete en Playa del Carmen. El primero que pretenden construir es el Park Hyatt, la marca de mayor exclusividad de la cadena del mismo nombre, en el que se invertirán los primeros 200 millones de dólares.

Están previstos además el hotel W Retreat de 180 unidades; el hotel St Regis de 136 unidades y el hotel Auberge de 58 unidades.

El complejo en su conjunto está previsto para estar listo y funcionando hasta 2018, con una generación de 3,200 empleos directos y una apuesta renovada por el sistema de hospedaje en Plan Europeo. Ninguno de los hoteles ha comenzado a construirse.

En el caso de Mayakoba, el complejo tiene pendiente la construcción de un cuarto hotel, que sería el inmueble pendiente de esta marca por construirse en espera de que se defina un plan de rescate de playas por parte del gobierno federal.

Agarrista Marfin dijo que ya hay una Manifestación de Impacto Ambiental aprobada y vigente, en la que están incluso identificados tres bancos de arena de los cuales se podría tomar la necesaria para la recuperación de Cancún y Riviera Maya, sin embargo lo único sobre lo que no hay claridad es el presupuesto del gobierno federal para poder llevar a cabo el proyecto.

Cuestionado al respecto sobre este asunto durante su participación en el Tianguis Turístico de Acapulco, el secretario federal de Turismo, Enrique de la Madrid, reconoció que el tema se ha tornado preocupante no sólo para Cancún y Riviera Maya, sino para al menos otros 10 destinos costeros del país, por lo que aseguró que este año definirán un esquema de financiamiento para un rescate integral en aquellos destinos que con más urgencia necesiten la rehabilitación de su duna costera.

[email protected]

mfh