Puebla, Pue. El gobierno del estado emitió un nuevo decreto para el reinicio de actividades responsables durante las próximas dos semanas, tras una suspensión desde el 29 de diciembre para los negocios no esenciales.

Debido a la situación económica que atraviesan los negocios por la contingencia sanitaria, el gobernador Miguel Barbosa Huerta determinó que, a partir del 26 de enero al 8 de febrero, los diversos sectores trabajen con modificaciones en operaciones y horarios de apertura y cierre.

No obstante, dejó en claro que la entidad atraviesa una situación vulnerable por el Covid-19, pero, dijo, es necesario generar un punto de equilibrio entre salud y economía.

La secretaria de Economía, Olivia Salomón, indicó que entre las propuestas están el escalonamiento de horarios, aforo reducido, privilegiar espacios al aire libre y protocolos sanitarios, gradualidad en la apertura con menor tránsito de personas y evitar el relajamiento social.

En tanto, la coordinadora general de Protección Civil Estatal, Ana Lucía Hill Mayoral, ahondó sobre el decreto publicado este lunes en el Periódico Oficial del Estado que, para toda actividad económica y comercial, el aforo permitido será de 20%, excepto para los hoteles y el sector industrial (30 por ciento).

Manifestó que sábado y domingo se establecen como Día Solidario, lo que significa el cierre para toda la actividad comercial, a fin de disminuir la movilidad de las personas; mientras que las actividades de lunes a viernes deberán cumplir con el horario general de 08:00 a 19:00 horas; las plazas, centros comerciales y tiendas departamentales podrán abrir de 11:00 a las 20:00 horas, con aforo máximo de 20% y garantizando sana distancia.

En el caso del sector restaurantero, que la semana pasada realizó protestas, dijo que al igual que cafeterías y loncherías, cocinas económicas, taquerías y torteras cerrarán a las 7:00 de la noche, con un margen de tolerancia de 30 minutos para la salida de empleados.

La secretaria precisó que los restaurantes podrán tener como máximo cuatro comensales por mesa, no se permite la sobremesa y la estancia puede ser hasta de dos horas, se suspende la venta de bebidas alcohólicas y el descorche, se elimina la ambientación musical de todo tipo y la venta de comida a través de plataformas será hasta las 11 de la noche de lunes a domingo.  

estados@eleconomista.mx