Puebla, Pue. Los sectores comercial y corporativo representaron 60% de las operaciones en compraventa durante el primer semestre del presente año, debido a nuevas plazas y edificios de oficinas en la ciudad de Puebla y en el municipio de San Andrés Cholula.

Carolina León Soriano, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), capítulo Puebla, comentó que respecto al mismo periodo del 2018 se tuvo un incremento de 20% en operaciones de ese tipo, a lo cual han contribuido los corporativos foráneos que están abriendo subsedes regionales para atender parte del mercado del centro y sur-sureste del país.

Indicó que las nuevas construcciones de oficinas están ofreciendo espacios más atractivos para que las firmas migren, lo cual trae un beneficio al sector en el cierre rápido de contratos, ya que pasaron de dos a un mes.

La oferta de espacios en esos sectores, mencionó, ha venido creciendo, aunque no como se desea, ya que cada vez escasean más los terrenos para detonar proyectos, aun cuando se tiene un mercado.

Sin embargo, lo disponible tiene una alta demanda y ese comportamiento del mercado se observa desde el 2016, debido a que empresas nacionales o extranjeras quieren operar desde Puebla.

León Soriano comentó que no es complicado convencer a un corporativo para instalarse en la Angelópolis, los cuales prefieren la periferia que el Centro Histórico de la ciudad porque que ofrece mejores condiciones de movilidad para sus clientes.

Destacó que Puebla también tiene áreas de oportunidad en locales comerciales, ya que mediante esta sociedad los jóvenes están creando negocios para autoemplearse, “pero están optando por alquilar locales en pequeñas plazas que se han ido abriendo fuera de la zona centro”.

Agilizar trámites, necesario

La presidente estatal de la AMPI indicó que las autoridades municipales deben aprovechar ese interés para consolidar más inversiones, dando las facilidades en trámites para los empresarios, ya que tardan hasta dos meses en liberar permisos para las obras, lo cual resulta negativo porque podrían declinar.

En el caso del sector de la vivienda, dijo que representa 40% de las operaciones, “aunque se ha estancado porque los precios de departamentos en renta y compra se han elevado hasta 30% debido a la poca disponibilidad.

“Los desarrolladores están optando por hacer departamentos de tipo medio y residencial, cuyos precios en algunos casos están lejos del presupuesto de una familia y, por ello, tardan en colocarlos”, refirió.

Carolina León consideró importante que no se descuide el mercado de vivienda social porque el grueso de clientes se encuentra en ese sector, aun cuando la tendencia sea la oferta vertical, de entre 500,000 y 1.3 millones de pesos.

[email protected]