Remberto Estrada Barba, presidente municipal de Benito Juárez, anunció este miércoles que no contenderá por la reelección, sin que esto signifique que haya sido presionado o que no hayan existido falta de condiciones para contender. 

En conferencia de prensa a la que asistió acompañado por todo su gabinete, Estrada Barba aseguró que la tarea de gobernar es incompatible con la competencia electoral, y ante ello decidió mantenerse en el cargo hasta octubre próximo, manteniendo su palabra de gobernar sin distracciones electorales. 

Aseguró que en durante su administración se lograron “cosas sin precedente”, como más obra pública que ninguna otra administración; “finanzas sanas, sin endeudarnos un sólo peso”, más alumbrado y servicios en zonas que antes no existía, así como un incremento en el número de becas escolares. 

“Ser presidente municipal de Cancún ha sido mi mayor honor y mi más alta responsabilidad en toda mi vida. Mi lugar está aquí, sirviendo a todos ustedes. Estoy seguro que los cancunenses sabrán elegir adecuadamente a quien habrá de conducir el municipio a partir de octubre próximo”, dijo. 

Reconoció que la inseguridad está haciendo pasar momentos difíciles no sólo a Quintana Roo sino a todo México, y se ha convertido en la principal demanda hacia su gobierno, el devolver la tranquilidad a todos los cancunenses. 

Prometió mantenerse al margen de los comicios que se celebrarán este año, enfocándose sólo a trabajar “a favor de todos los ciudadanos y en coordinación con el Gobernador Carlos Joaquín González”.

Aseguró además que no permitirá que los cargos públicos en el ayuntamiento se  utilicen para sacar provecho electoral a favor de un partido o una persona

COmentó  por último que su decisión no se debe a falta de condiciones políticas, recordando que en los procesos electorales en los que ha participado gozó siempre del voto popular, tanto en la disputa por una diputación federal, como en la contienda misma por la presidencia municipal de Benito Juárez.  

Recordó que las ocasiones que participó en unos comicios, ganó en las urnas, como fue a la diputación local en 2013, a la diputación federal en 2015 y a la presidencia municipal en 2016, lo que significa que su decisión no obedece a que la falta de condiciones para contender.

Estrada Barba dejará en octubre próximo un municipio con 1,165 millones de pesos en deuda, que no se contrajeron durante su administración, sino que fueron heredados de administraciones anteriores. Sin embargo, dicho monto coloca a Cancún como el sexto municipio más endeudado del país, según el más reciente reporte de de Obligaciones Financieras de los Municipios elaborado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara e Diputados al cuarto trimestre de 2018. 

También deja un municipio con un elevado número de ejecuciones, pues en lo  que va de 2018, Cancún suma ya más de 100 homicidios. 

Además deja un municipio con pocos avances en materia regulatoria. La COnfederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) asegura que en la administración de Estrada Barba no se avanzó prácticamente nada en eliminación de trámites, lo cual no es un problema generado con en esta adminsitración, sino que se arrastra desde hace ya varios años e incluso colocó a Cancún en 2016 en el último lugar nacional según el índice Doing Business por ser el municipio donde es más tardado abrir un negocio.