Puebla, Pue. Por expansión del sector automotriz, con la instalación de la planta Audi y más proveedoras, las actividades logísticas crecieron entre 30 y 40% del 2016 a junio del presente año, destacó la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

El delegado de Canacar en Puebla, César Flores Ruiz, comentó que el incremento de viajes ha obligado a que al menos 20 firmas apuesten por invertir en renovar su flotilla para brindar mejores servicios en traslados de productos terminados.

“Los transportistas debemos garantizar que el producto terminado esté a tiempo cuando se envía de una proveedora a las plantas Volkswagen o Audi, por lo que no podemos tener unidades que se descompongan en el camino”, afirmó.

Mencionó que la veintena de empresas al menos renovó en promedio 15% de sus camiones de carga y nodrizas entre el 2015 y el 2017, debido a recomendaciones de sus propios clientes, quienes inspeccionan las condiciones físicomecánicas, con el afán de certificar a los que se encargan del traslado de sus mercancías.

La Canacar, dijo, entiende las oportunidades que representa el sector automotriz en el estado, debido a su crecimiento y porque se trata de la principal industria generadora de empleos.

Señaló que las inversiones son fuertes porque cada unidad oscila entre los 2 y 3 millones de pesos de acuerdo con las características, sin contar costo de remolques, que puede ser de casi 1 millón.

Distinción

El delegado expuso que los transportistas asumen el compromiso porque saben que los viajes han ido al alza y existe alta competencia por dicho mercado con las empresas foráneas que “han volteado a Puebla para ofrecer sus servicios incluso sacrificando costos”.

Sin embargo, proveedoras de autopartes y armadoras prefieren trabajar con firmas poblanas debido al compromiso que han tenido por más de 20 años en garantizar cero accidentes o asaltos carreteros.

Flores Ruiz señaló que 50% de los viajes es para esas empresas, por ello es que cuidan esa cartera de clientes, mientras que el resto de servicios se reparten entre las industrias textil y agroalimentos.

Reiteró que un autotransporte debe ser renovado por lo menos cada seis años y con mantenimientos bimestrales después de los dos años, debido al desgaste rápido que tienen por traslados largos, ya que hay proveedoras que también producen para armadoras instaladas en otros estados, actividades que han ido en aumento en los últimos tres años.

Bajo este contexto, estimó que envían 20% de producción a otras plantas que están en la región del Bajío, las cuales buscan surtirse de otras autoparteras y que en Puebla han encontrado, lo cual a los transportistas genera un beneficio.

Admitió que no han resuelto el problema de operadores, con un déficit de 50% como consecuencia de la inseguridad en carreteras.

La plantilla actual es conservada a través de profesionalización y mejores salarios, indicó el presidente de Canacar.

estados@eleconomista.mx