Guadalajara, Jal. En el primer semestre del año en curso, el delito de robo al autotransporte de carga tanto en carreteras como en los ingresos a la zona metropolitana de Guadalajara aumentó 20% en comparación con el mismo período del año anterior. 

“Según las cifras que tenemos de nuestros agremiados, se ha incrementado en este año 2018 en 20 o hasta 25%, llegando ya casi a los dos robos a transporte de carga diarios”, denunció Enrique Dueñas Rodríguez, presidente del comité de Movilidad y Transporte del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

El dirigente del sector añadió que, incluso, cuando las autoridades detienen a los delincuentes, éstos tardan menos en ser liberados que los transportistas en recuperar sus unidades robadas, lo cual tarda hasta dos meses, y denunció extorsión por parte de algunos ministerios públicos.

“Si no hay gratificación, tardan hasta dos meses; te solicitan una gratificación para poder soltar el vehículo que va desde los 5,000 hasta los 20,000 pesos (…) Sí hay denuncias, hay pláticas con Fiscalía y con todas las autoridades, pero realmente no sucede nada”, detalló Dueñas Rodríguez.

“Eso hace que sea una manera rentable de delinquir y obviamente esto perjudica muchísimo a toda la industria y directamente a nosotros como transportistas”, subrayó el empresario.

El presidente del comité de transporte del CCIJ atribuyó el crecimiento al “poco seguimiento que las autoridades le dan a estos asuntos”, pues no obstante que el ilícito ya se tipificó como delito federal, las autoridades de ese nivel de gobierno delegan los casos al estatal y viceversa. 

“Definitivamente las autoridades federales tampoco son las más eficientes del mundo y ahora el asunto está entrampado entre lo federal y lo estatal y tristemente el problema es mayor”, puntualizó.

Aumentan primas

A la par de la siniestralidad, el costo de las primas de seguros también aumentó, señaló Enrique Dueñas.

“Las compañías de seguros hacen sus cuentas y si antes, de cada diez vehículos asegurados les robaban uno, pues tenían una tarifa; ahora de los diez les roban tres y obviamente tienen que repercutir las tarifas. A mí en lo particular, las últimas primas que he pagado me han salido al doble de lo que estaba pagando”, puntualizó.

Añadió que las mercancías más robadas son “las más costosas y las de fácil desplazamiento” como tequila, cigarros y electrodomésticos.

estados@eleconomista.mx