La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no recibió notificación de alguna de las empresas que integran el consorcio liderado por China Railway Construction Corporation (CRCC) con respecto al pago de los gastos no recuperables, luego de que se revocara en noviembre pasado el fallo para la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro.

El consorcio chino-mexicano fue notificado a inicios de este mes, en un documento de dos cuartillas, de la no firma de contrato. En dicha notificación, basada en el artículo 47 de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas (LOPSRM), la SCT se refiere únicamente a los compromisos económicos que tendría la SCT con los afectados, es decir, los gastos no recuperables.

La cancelación del fallo se hizo bajo el artículo 40 de la LOPSRM, que en su argumentación deja en claro que solamente se podrá interponer una inconformidad si lo hacen todos los integrantes.

Ayer el secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, dio a conocer que los tiempos para que las firmas emitieran alguna inconformidad ya venció.

El plazo legal para inconformarse por la decisión ya venció y no hemos sido notificados de alguna inconformidad. A la fecha no se ha recibido tampoco alguna solicitud para el pago de gastos no recuperables , aseguró el titular de la SCT.

Asimismo, el funcionario federal descartó el pago al consorcio de empresas liderado por CRCC de compensación o cantidad alguna por cualquier concepto.

[email protected]