Tras seis días de huelga, y con 614 votos a favor, 20 en contra y 60 abstenciones, el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ) levantó la huelga al aceptar la última propuesta de la universidad.

Ayer, el STEUAQ aceptó en asamblea la última propuesta de la UAQ.

La propuesta aceptada quedó de la siguiente manera: incluye un incremento directo al salario de 4%, un alza de 2.4% en prestaciones no ligadas al salario, una bolsa económica de 1.3 millones de pesos, el compromiso de basificar a 50 trabajadores e incrementar el número gradualmente, con ayuda de la Secretaría de Educación Pública (SEP), para ambos sindicatos. A partir del 2015, los recursos provenientes de la SEP se destinarán a la creación de plazas; además de la propuesta de no tasar el aguinaldo con IVA, la paga de salarios caídos por la UAQ y la realización de mesas tripartitas para resolver las inconformidades de los trabajadores. Para cerrar las negociaciones, el gobierno del estado aportó una bolsa de 2.5 millones en beneficio del STEUAQ; 1.3 millones para la carrera administrativa.

Las banderas rojinegras fueron retiradas de los campus de la institución ayer por la noche.

lourdes.duran@eleconomista.mx