A través de la propuesta del impuesto sobre el uso de inmuebles destinados a la prestación de servicios de hospedaje, la administración capitalina prevé captar entre 7 y 9 millones de pesos al año por este gravamen.

La propuesta del impuesto planteada por la alcaldía como parte de una reingeniería tributaria fue expuesta ante el sector hotelero, expuso el alcalde, Marcos Aguilar Vega, quien argumentó que los empresarios solicitaron hacer adecuaciones.

Entre las adecuaciones se observó que los hoteleros no inviertan en un sistema de cómputo a través del cual harían el cobro de este impuesto.

El planteamiento se ajustó al modelo que hoy ya existe en el ámbito estatal (...). Ellos estuvieron de acuerdo con el resultado de lo que presentamos en la Ley de Ingresos (2016) y esto podrá tener ingresos de entre 7 y 9 millones de pesos. Habrá una disminución del objetivo original; sin embargo, es un primer avance , afirmó.

El esquema de gobierno del estado prevé que el pago se realice dentro de los primeros 22 días de cada mes, a través de una declaración de los ingresos obtenidos.

El esquema plantea que se realizará al propietario (administrador o prestador de servicio), en su carácter de auxiliar del fisco, al momento de cubrir el pago correspondiente por los servicios. El retenedor entregará el tributo retenido de forma mensual mediante declaración a más tardar en los 15 días posteriores al mes saliente.

Fortalecerán el turismo

De acuerdo con lo propuesto, se generará un fideicomiso cuyo recurso será etiquetado en materia de turismo. El destino de estos recursos será definido a través de un consejo de promoción turística.