Monterrey, NL. Autoridades de Nuevo León y Coahuila acordaron trabajar en conjunto para combatir un incendio forestal que hasta la fecha ha afectado a más de 400 hectáreas de una zona boscosa de la Sierra de Zapalinamé, en Saltillo, Coahuila.

El siniestro inició el domingo 8 de abril en una zona muy complicada de la Sierra y ha arrasado con pastizal, matorral bajo, sotol, palma y especies de pinos nativos del vecino estado.

En las próximas horas el Gobierno de Coahuila determinará el estatus que guarda el incendio, y de ser necesario el Gobierno de Nuevo León ha acordado enviar un mayor apoyo para su combate, indica un comunicado del gobierno estatal.

“Es un incendio de gran magnitud, es un incendio de copa que está afectando arbolado adulto en una zona de bosque muy importante que es la Sierra de Zapalinamé”, informo Protección Civil de Nuevo León.

Y ante las dimensiones del incendio forestal, se está alerta en caso de que la conflagración se extienda a Nuevo León.

También se pidió a la comunidad que habitualmente vista la Sierra de Arteaga, tomar providencias y cualquier tipo de fumarolas se reporten al 911.