En un mensaje a nivel estatal, el gobernador Carlos Joaquín González reconoció que Quintana Roo atraviesa por una situación complicada en términos se inseguridad, y ante ello anunció una estrategia de 10 puntos en lo que resta de su gobierno.  

“Recibimos un estado en crisis, crisis de casi todo, pero principalmente una situación de emergencia en temas de corrupción y seguridad; tanta, que el gobernador anterior y algunos de sus colaboradores están hoy en la cárcel”, dijo.

“Con este mensaje damos inicio a un periodo permanente de comunicación del gobierno con sus ciudadanos, mejor dicho del gobernador con ustedes, en donde daremos a conocer de manera permanente y puntual todas las acciones que se realizan, siempre diciendo la verdad, por más difícil o dolorosa que esta sea”, dijo el gobernador.

Uno de los primeros compromisos es que el gobernador se comprometió a que de ahora en adelante, todos los miércoles, después del Gabinete Estatal de Seguridad, estará “informando la situación, pormenores, avances y retos inmediatos de la Seguridad”.

Entre los 10 puntos, que integran la estrategia de seguridad estatal están la articulación institucional para que todas las dependencias involucradas en combate y prevención del delito así como en temas de justicia penal estén articuladas y rindan cuentas; mencionó también la creación de la academia de estudios superiores en seguridad para el estado, la construcción del C5, la implementación de arcos de entrada tecnológicos, una política de prevención social de la violencia, la conformación de la nueva Policía Quintana Roo, instrumentación de los consejos vecinales, sectorización policial por cuadrante y dignificación policial.

Todo ello estará coordinado mediante la figura del mando único, mediante el cual todas las decisiones relacionadas con la seguridad pública recaerán en una sola figura, además de que las policías municipales y estatal estarán alineadas a un solo esquema de capacitación, operación, evaluación y uniformidad en su imagen.