Querétaro, Qro. El sector hotelero del estado, tras ser uno de los más impactados por la crisis sanitaria y económica, proyecta una recuperación gradual tanto del nivel promedio de ocupación como de los empleos que se perdieron.

La entrada en vigor del semáforo de riesgo epidemiológico en amarillo –que inicia en el estado desde este lunes 28 de septiembre– implicará que los hoteles transiten de un aforo máximo permitido de 50 a 75%, aumento que es recibido positivamente en el sector, como una posibilidad para incidir en su recuperación, expuso el presidente de la Asociación Queretana de Hoteleros (AQH), Juan Ignacio Jaimes.

Tras la reapertura del 17 de junio, los hoteles del estado cerraron el sexto mes del año con una ocupación promedio de 3%, en julio se elevó ligeramente a 9%, en agosto a 18.5% y actualmente, en septiembre, a 20 por ciento.

En empleos generados, los asociados a la AQH reportan una pérdida de 55% de la plantilla laboral de esta rama económica, a causa de los efectos de la pandemia.

Sin embargo, con las nuevas expectativas de ocupación estiman lograr una constante recuperación de los puestos de trabajo, previendo llegar a octubre a entre 65 y 70% de los empleos que originaban, así como llegar a diciembre con 85% de los empleos.

“Tomamos con mucho agrado esta noticia, sin embargo, lo tomamos con mucha responsabilidad. Esto nos va a ayudar a una reactivación económica. Nos va a ayudar a recupera empleos. Lo tomamos con mucha responsabilidad porque no es el inicio de una vida social (…) Fue una reactivación paulatina, nuestro porcentaje de ocupación ha venido de forma ascendente y creo que va a crecer más rápido”, refirió.

El presidente de la AQH destacó que los empresarios hoteleros han optado por reservarse públicamente el número total de empleos generados y perdidos, tras referir que no habrá punto de comparación con el impacto que ha dejado la pandemia.

La reducción de restricciones de apertura para la hotelería derivará en alentar la recuperación de otros sectores, debido a que un hotel de al menos 120 habitaciones requiere de más de 100 proveedores externos de servicios y suministros, desde especialistas en mantenimiento de equipo de calefacción, servicios de recolección de basura, ferreteros, carpinteros, proveedores de alimentos y bebidas, entre otros.

El presidente de la AQH proyectó que este sector logre una recuperación gradual en el nivel de ocupación, llegando a al menos 50% al primer semestre de 2021; sin embargo, la transición a semáforo amarillo acelera las posibilidades de recuperación.

La tesorera de la AQH, Guadalupe Torres, explicó que la asociación integra a 54 hoteles de cuatro y cinco estrellas, representando a 43 grupos hoteleros. En conjunto, aportan 6,033 habitaciones.

Con limitaciones para operar

El sector restaurantero es otro de los rubros que experimentará un aumento en sus capacidades máximas de aforo, al escalar de 50 a 75%; sin embargo, de los 600 asociados a la delegación Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), 35% (210) no podrá extender sus capacidades operativas, debido a que se trata de establecimiento de menor superficie, cuyas limitaciones sanitarias impedirían integran más mesas, expuso el presidente de la cámara, Octavio Mata Rivera.

Por tanto, refirió que para el sector sería benéfico si los municipios amplían una hora más el horario de cierre, de 23:00 a 24:00 horas, lo cual podría incidir en una mayor venta; actualmente, han recuperado 45% de las reportadas en el 2019.

Sin embargo, hasta al momento, los municipios no han anunciado ajustes en los horarios de cierre de los negocios, tras la entrada en vigor del semáforo amarillo; los empresarios restauranteros aguardan la expectativa de que con la entrar en funcionamiento de los centros nocturnos, se les permita ampliar el horario de cierre.

Ajustan porcentajes de apertura

Ante la entrada en vigor del semáforo amarillo, el Comité Técnico estatal para la atención del Covid-19 aprobó nuevos lineamientos de apertura para Querétaro, por lo que se reformularon las condiciones de apertura y se avalaron modificaciones al contenido del semáforo epidemiológico.

Los centros de entretenimiento (cines, teatros, museos, galerías, academias y eventos culturales) podrán operar a 50% de ocupación; casinos, 30% de ocupación sin acceso a adultos mayores de 60 años; centros comerciales, 50% de ocupación.

Los centros religiosos (iglesias, templos, sinagogas, mezquitas, etc.), 40% de ocupación. En caso de servicios religiosos, respetando el mismo aforo de 40% y limitando el acceso a adultos mayores de 60 años.

Los eventos masivos y centros recreativos (conciertos y ferias) continúan con actividades suspendidas.

En parques de diversiones y balnearios, 30% de ocupación solamente si son espacios abiertos; los centros nocturnos, bares y salones de eventos, 30% de ocupación; deportes profesionales, 30% de ocupación.

Además, hoteles y moteles podrán operar a 75% de ocupación, con restricción de ocupación a 50% en áreas comunes y salones de eventos a 30%; restaurantes, cafeterías, viñedos; peluquerías, estéticas y barbería, 75% y sólo con cita; parques, plazas y espacios públicos abiertos, 75% de ocupación.

El comercio en general, 75% de ocupación y una persona por familia; gimnasios, 50%, sólo con citas, sin clases grupales; albercas, centros deportivos, spa y centros de masajes, 75% de ocupación y sólo con citas, sin clases grupales.

Tours turísticos a pie por la ciudad al aire libre, aforo máximo de 20 personas más los actores; recorridos turísticos en el territorio estatal, aforo máximo de 50% en el traslado.

Mientras que el regreso de trabajadores a las oficinas de gobierno tomando como referencia los criterios para las poblaciones en situación de vulnerabilidad que tienen mayor riesgo de desarrollar una complicación o morir por Covid-19 en la reapertura de actividades económicas en los centros de trabajo.

El acuerdo también detalla que las actividades escolares se reanudarán cuando las autoridades educativas y sanitarias a nivel federal y local, así lo determinen.

estados@eleconomista.mx