Durante la primera quincena de enero del 2020, Aguascalientes registró la mayor inflación anual en todo el país, mientras que Baja California ostento el menor incremento de los precios al consumidor.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de las 32 entidades federativas de México, el mayor incremento anual del Índice de Precios al Consumidor en los primeros 15 días del presente año se dio en Aguascalientes, con una tasa de 4.38%, frente a 3.18% nacional.

Por objeto de gasto, los crecimientos más elevados fueron en piña (53.26%), frijol (34.61%) y ejotes (34.23 por ciento).

Al otro extremo se ubicó Baja California, con una inflación anual de 2.22 por ciento. Las mayores alzas fueron en uva (77.91%), piña (43.08%) y limón (23.16 por ciento).

Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre estas entidades? La primera radica en el comportamiento de los ponderadores del índice de precios. Los bienes y servicios con mayor peso son vivienda propia; gasolina de bajo octanaje; loncherías, fondas, torterías y taquerías, y restaurantes y similares, que en conjunto representan una cuarta parte del indicador.

En estos ponderadores destaca la gasolina de bajo octanaje, un producto con efecto multiplicador en diferentes sectores. En Aguascalientes el precio aumentó 2.22% anual, mientras que en Baja California disminuyó 0.53%, abaratando los costos de las empresas y, por ende, la cotización final para el consumidor.

Otra diferencia significativa fue en loncherías, fondas, torterías y taquerías: crecimiento de 8.01% en el estado del Bajío y de 6.09% en la entidad fronteriza. En restaurantes y similares y vivienda propia los aumentos se mantuvieron iguales en ambos casos, arriba de 2 y 5%, respectivamente.

En Baja California también influyó, para mantener un nivel bajo de inflación, la implementación de la zona libre, que provocó que creciera el porcentaje de los ocupados que perciben menores ingresos y disminuyeran los trabajadores que reciben mejores salarios al aumentar al doble el salario mínimo —menor consumo—, así como la estabilidad del tipo de cambio. Es una economía dolarizada (19.43 pesos por dólar en los primeros quince días del 2019, contra 18.85 pesos en igual periodo del 2020).

Para Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, Aguascalientes encabeza la lista de inflación debido al mayor dinamismo económico de la entidad, por la industria automotriz, situación que impacta en el poder adquisitivo de los habitantes, pues al incrementar la demanda crecen los precios.

“Es uno de los estados líder en la industria manufacturera. También influye el hecho de que comprar la gran parte de sus alimentos, procesados y no procesados, fuera de la entidad, hace que se incrementen los precios”, ahondó.

[email protected]