El Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (USMCA, por su sigla en inglés) incorporó una cláusula para promover la producción de bienes remanufacturados.

Como parte de los cambios a las reglas de origen, el USMCA reconoce nuevos modelos de negocio basados en el reciclado, con el propósito de facilitar las oportunidades de negocio en una industria amigable con el medio ambiente.

Por ello, incorpora una disposición específicamente sobre mercancías remanufacturadas, en el sentido de reconocer el carácter de originario de los materiales, partes o componentes que fueron recuperados y sometidos a desensamble para su posterior remanufactura.

La remanufactura es una actividad importante y en crecimiento en Estados Unidos, quien es el mayor consumidor de productos remanufacturados del mundo.

El USMCA establece que cada país integrante dispondrá que un material recuperado en el territorio de una o más de las partes se trate como originario cuando se utiliza en la producción de un producto remanufacturado y se incorpora a él. Para mayor certeza: una mercancía remanufacturada es originaria sólo si cumple con los requisitos aplicables del artículo 4.2 (mercancías originarias), mientras que un material recuperado que no sea usado o incorporado en la producción de una mercancía remanufacturada es originario sólo si cumple también con los requisitos aplicables del artículo 4.2.

Este artículo estipula una serie de condiciones para determinar el origen de un bien remanufacturado. Estados Unidos es el mayor productor, consumidor y exportador mundial de productos remanufacturados. La remanufactura es un proceso industrial que restaura los bienes al final de su vida útil a su condición original de trabajo (“como nuevo”).

La remanufactura se produce en una amplia gama de sectores industriales en Estados Unidos, pero es más común en los sectores que hacen que los productos duraderos y de gran densidad de capital tengan ciclos de vida relativamente más largos.

Los sectores que representan la mayor parte de la actividad de remanufactura en Estados Unidos incluyen aeroespacial, productos de consumo, aparatos eléctricos, equipo de trabajo pesado y todoterreno, productos de tecnología de la información (TI), locomotoras, maquinaria, dispositivos médicos, entre otros.

[email protected]