En el 2017 ya no habrá margen para la reducción de precios de los servicios móviles, por lo que las empresas telefónicas modificarán sus ofertas de valor, mismas que se centrarán en el segmento de datos, opinaron analistas.

Como ejemplo de esta transformación, en los próximos días Telcel y AT&T dejarán de vender planes con redes sociales ilimitadas en México. La primera lo hará el próximo lunes, mientras que la estadounidense a partir del próximo 31 de enero.

A partir de la reforma en telecomunicaciones del 2013 y hasta el año pasado, los precios en el servicio cayeron 30%, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT); ante lo cual los ingresos por venta de teléfonos celulares cobraron relevancia para las telefónicas, especialmente en el 2016, dijo Jesús Romo, analista de Telconomia.

Datos de The Competitive Intelligence Unit muestran que en el 2013 los consumidores destinaban un promedio de 2,289.82 pesos para comprar un teléfono inteligente, mientras que para el tercer trimestre del 2016 el gasto ascendió a 2,889.25 pesos, es decir 26% más.

Romo dijo que es en la actualización de dispositivos en donde podemos ver un impacto en el sector móvil, no sólo por la disponibilidad de ingreso de los usuarios, sino por efectos sobre el precio de aparatos como smartphones, notablemente la inflación que se proyecta en este año y la variación del tipo de cambio que naturalmente encarece las importaciones con un peso más devaluado .

IDC estimó que en la primera quincena de enero y la primera de febrero de este año habría un alza en los precios de los dispositivos, derivado de la volatilidad en el tipo de cambio.

En cuanto a los planes que ofrecen las telefónicas, Jesús Romo expresó que éstos se irán definiendo más en función de la capacidad de datos que de la cantidad de minutos de voz y eventualmente se ofrecerán paquetes en donde la capacidad sea relativamente más alta.

De acuerdo con el analista, en México los datos móviles han ganado terreno y apuntan a consolidarse como el principal servicio de las redes celulares, pero para la explotación de este servicio el smartphone es una pieza de equipamiento central, por lo que el precio de estas terminales es un factor a considerar.

Se le puede ver como un intercambio de más datos disponibles en el plan. Las redes sociales fue una oferta para atraer a clientes , explicó.

El analista consideró que las ofertas sobre el uso de ciertas aplicaciones generalmente tienen un carácter temporal y esto ha ocurrido no sólo en México, sino en otros mercados de Latinoamérica en donde se inician estas ofertas para atraer nuevos clientes o aquellos que están con otras compañías.

[email protected]