Con una inversión de 120 millones de dólares, la marca Tequila Patrón expandirá sus instalaciones y abrirá una nueva destilería en Atotonilco, con la cual duplicará su producción actual de 18 millones de litros anuales.

Durante la ceremonia de la colocación de la primera piedra, en el área donde se construirá la planta, David Rodríguez, director general de Patrón México, aclaró que la expansión será gradual, pues la primera parte se prevé quede concluida en 2019 y la primera producción iniciará en 2020 con alrededor de tres millones de litros de tequila.

El proyecto permitirá generar seis módulos de producción mediante 78 hornos, 408 tinas de fermentación y 114 alambiques, así como la creación de 700 vacantes y 1,800 fuentes de empleo indirecto.

“Se mantendrá siempre el proceso de producción artesanal en lotes pequeños de alta calidad que nos ha caracterizado. Además las instalaciones reflejarán el compromiso de la empresa con el medio ambiente, pues se tiene un diseño de última generación en relación con la eficiencia energética”, explicó.

La nueva destilería funcionará con gas natural y la planta incluirá procesos de tratamiento acordes a las necesidades de aprovechamiento de los mismos para reconvertirlos en productos de valor.

El subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Ignacio de Jesús Lastra, destacó a su vez este tipo de proyectos que impulsan el crecimiento de la industria, "gracias a que la iniciativa privada le ha apostado”.

Señaló que se debe cumplir con los requerimientos internacionales para llevar productos de calidad al exterior, y consideró necesario seguir diversificando los mercados, pues actualmente todavía se exportan los tequilas en 80 por ciento hacia Estados Unidos, sin embargo, no se deben perder de vista otros acuerdos comerciales.

“Tenemos el Tratado de Asociación Transpacífico, que nos da una oportunidad en 11 países adicionales, que paulatinamente irán bajando los aranceles. Hoy tenemos con Estados Unidos tasa cero, con el TLCUEM podemos ver hacia 44 países europeos que nos pueden fortalecer y que también son consumidores del tequila; hay que impulsarlo con mayor intensidad”, señaló.

Dijo que la industria también debe ser responsable con el medio ambiente, ya que producir es importante, generar riqueza igual, pero la preservación de las tierras y el ambiente será fundamental para las siguientes generaciones.

“Tequila es una tradición mexicana donde siempre estará representada, y en el que convergen la tierra, la familia, el trabajo, la música, el cine y por su puesto nuestras fiestas”, concluyó el funcionario.