Con la reactivación económica, Burger King México no sólo se ha recuperado sino incrementado sus ventas respecto a los años previos, debido a la inclusión de nuevos canales de comercialización como delivery (sistema de reparto) y Uber Eats, que llevará a la cadena de comida rápida a “tener un cierre de año fuerte”, afirmó Guillermo Hermosillo, director de Marketing de la empresa.

Al lanzar la hamburguesa Tamarindo King, diseñada para los mexicanos, el directivo de Burger King destacó que la meta para el primer mes es vender cerca de 190,000 hamburguesas del nuevo producto, equivalente a unas 15 por día en cada unidad de venta.

En conferencia de prensa virtual, Hermosillo afirmó que el canal de delivery ha crecido más del doble respecto a lo que representaba previo al confinamiento y han tenido momentos en los que han cuadruplicado el valor.

“En semanas recientes hemos tenido una recuperación de ventas muy favorable. Ha sido una respuesta muy positiva porque eso es una imagen o una confirmación de que los invitados mexicanos están teniendo una excelente experiencia cuando nos visitaban conforme se han ido levantando las restricciones y vamos a terminar de reabrir todos los restaurantes que tenemos cerrados al final del año”, respondió.

Al mencionar que para la nueva receta de la hamburguesa Tamarindo hicieron alianzas con proveedores de la fruta del estado de Guerrero, Bárbara Régis, directora de Comunicación para Burger King Latinoamérica, comentó que el alimento será exclusivo para México, pero que si existe interés de consumidores de otras naciones, podría expandirse a otros países de Latinoamérica.