Caracas.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, suspendió el incremento en las tarifas de servicios de telecomunicaciones que anunciaron operadores estatales y privados a partir del primero agosto, y que en algunos casos alcanzaba un 500% de aumento.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones informó en un comunicado que "por instrucciones" del mandatario socialista "queda suspendida (...) la aplicación de los incrementos de precios y tarifas de todos los servicios de telecomunicaciones".

En respuesta a las demandas de ajuste de precios de los operadores de telecomunicaciones, debido a la espiral inflacionaria en el país, Maduro convocó a una "mesa de trabajo" el 1 de agosto para "revisar todos los temas vinculados con la prestación de servicios".

Las estatales Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) y Movilnet, que habían anunciado la entrada en vigencia de las nuevas tarifas a partir del próximo lunes, anunciaron que acatarán "de manera inmediata" la decisión presidencial de no incrementar el precio de sus servicios.

Por su parte, compañías privadas de telefonía e internet publicaron en días recientes que aplicarían incrementos que iban de 190% a 500%, en medio de la sequía de dólares ocasionada por la caída en los precios del petróleo.

El año pasado Venezuela registró una inflación de 180,9%, la más alta del mundo. Para 2016, el FMI pronostica que rondará el 720%.

Los venezolanos han visto reducidos los servicios de telefonía de larga distancia internacional y televisión para abonados por deudas de las operadoras con proveedores internacionales.

El Estado venezolano monopoliza el acceso a las divisas que requiere el sector privado para importar insumos y productos, bajo un férreo control de cambio vigente desde 2003.