El dinamismo en el empleo entró en reversa en junio al reportar una pronunciada disminución de 13,497 puestos de trabajo, la peor caída de los junio de la última década; pese a ello, la presente administración mantiene optimismo de reportar un registro de 4 millones de empleos formales en todo el sexenio.

De acuerdo con el reporte mensual del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el causante de la baja en la generación de puestos de trabajo fue el sector agropecuario, pues tan sólo aquí se tuvo una reducción de 51,890 plazas, la mayoría de ellas eventuales, en comparación con el mismo periodo del 2017. Respecto al empleo permanente, el IMSS reportó que se crearon 35,443 plazas laborales, pero descontando la caída en el sector eventual, el comportamiento es negativo con una pérdida de 13,497, que no se había tenido registrada desde el 2007. El IMSS informó que “esta situación se explica principalmente por efectos estacionales en el sector agropecuario”.

El director del IMSS, Tuffic Miguel Ortega, sostuvo que este sexenio “es el sexenio del empleo, de tal manera que se cumplirán con los 4 millones de puestos de trabajo y se superarán los 20 millones de trabajadores afiliados en el país”.

Cabe señalar que todos los meses de junio, desde el 2013, hay disminución de plazas; el año pasado fue de 12,585; sin embargo, también se registraron 98,818 puestos permanentes, por lo que la creación de puestos de trabajo fue positivo. En el 2016, la caída en el sector agropecuario fue de 26,395; en el 2015, de 5,605; en el 2014, de 11,172, y en el 2013 de 29,674, la mayor se registró este año. Durante junio del 2018, los empleos permanentes aumentaron en 35,443 puestos y se reporta una disminución en las plazas eventuales de 48,940 empleos.

Semestre positivo

Pese a ello, la formalización de empleo reportó números positivos en el semestre del 2018, ya que se crearon 476,120 puestos de trabajo, que significan 41,314 o 8.0% menor al aumento reportado en el mismo periodo del año anterior (517,434) y 142,801 o 42.8% mayor al promedio de los 10 años previos (333,320) en periodos iguales.

“Con esta afiliación, se llega a una creación de empleo de 3.6 millones de empleos en lo que va de la actual administración (3 millones 599,639). Este aumento es 2.0 veces mayor que lo creado en el mismo periodo de la anterior administración (1 millón 825,516) e incluso es superior a los empleos creados en los 12 años completos de las dos administraciones pasadas (3 millones 517,422)”, explicó el IMSS. Al 30 de junio del 2018, se tienen registrados ante el instituto 19 millones 894,575 puestos de trabajo. El 86% es permanente y 14% eventual.

“Ahora es importante saber si la formalización de puestos de trajo será suficiente para mantener la afiliación de trabajadores al IMSS. Los cambios de gobierno y de política e incluso si se retoman las negociaciones del TLCAN pueden influir en la creación de plazas laborales”, opinó María Fonseca, del Tecnológico de Monterrey.

pmartinez@eleconomista.com.mx