La Secretaría de Economía (SE) publicó ocho normas mexicanas (NMX) relacionadas con el manejo de residuos acuosos, líquidos, sólidos y semisólidos.

En el Diario Oficial de la Federación, la dependencia informa que las normas mexicanas NMX-AA-013-SCFI-2006, NMX-AA-027-SCFI-2006, NMX-AA-037-SCFI-2006, NMX-AA-041-SCFI-2006, NMX-AA-043-SCFI-2006, NMX-AA-048-SCFI-2006, NMX-AA-103-SCFI-2006 y NMX-AA-138-SCFI-2006 estarán vigentes dentro de 60 días.

Precisa que la NMX-AA-013-SCFI-2006 describe el procedimiento para determinar si un residuo en estado sólido o semisólido se considera peligroso al presentar corrosividad dependiendo de su acidez (ph).

A su vez, la NMX-AA-027-SCFI-2006 describe el procedimiento para medir el potencial hidrógeno (pH) de residuos acuosos, en tanto que la NMX-AA-037-SCFI-2006 se refiere al método para medir el parámetro de inflamabilidad en residuos líquidos o semisólidos.

Menciona que la NMX-AA-041-SCFI-2006 se relaciona con el método para determinar inflamabilidad en residuos sólidos, cuya ejecución está restringida para ser usado por o bajo la supervisión de especialistas en el manejo de residuos inflamables.

En cuanto a la NMX-AA-043-SCFI-2006, la dependencia indica que ésta describe el método para medir r eactividad en residuos líquidos, sólidos y semisólidos, mientras que la NMX-AA-048-SCFI-2006 establece la forma de medir metales en el producto de extracción para compuestos tóxicos, aplicada a metales como arsénico, bario, cadmio, cromo total, mercurio, plata, plomo y selenio.

La Secretaría explica que la NMX-AA-103-SCFI-2006 establece el método de análisis por separación de gases, en tanto que la NMX-AA-138-SCFI-2006 define las especificaciones para el muestreo, manejo, conservación y transporte de muestras de residuos procedentes de procesos activos para determinar su peligrosidad.

De acuerdo con la publicación, dichas NMX no coinciden con ninguna norma internacional sobre los temas tratados al momento de su elaboración.

MFH