Luego de un complicado 2019, la industria automotriz podría tener un respiro en el 2020 y avizorar oportunidades de crecimiento una vez que se ponga en marcha el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), aseguró el empresario Raúl Rocha Cantú.

El especialista de la manufactura dijo que es importante examinar los aspectos laborales de la industria, además de los acuerdos internacionales que emanen del T-MEC.

“Si se establece una medida de otorgar un salario mínimo a los trabajadores mexicano, como se propuso, el sector automotriz podría encontrar estabilidad el próximo inicio de la década”, aseveró.

El próximo año estará lleno de oportunidades para el sector automotriz en nuestro país, sostuvo.

Sin embargo, este año no fue el más significativo en términos de ventas para el sector como lo reporta la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que percibieron una baja en la venta de vehículos ligeros, así como en su producción y exportación.

A pesar de ello, Rocha Cantú expresó que la expectativa de nuevas oportunidades es la puesta en marcha de nuevas armadoras y la planificación de inversión.

“El mayor reto a mediano plazo es la fabricación de nuevas armadoras y de automóviles que sean compatibles con las necesidades de los conductores”, concluyó.