Monterrey, NL. La empresa de energía Schneider Electric inauguró su primera fábrica inteligente en Nuevo León y en el país, con una inversión inicial de 37 millones de dólares.

“La Smart Factory integra un diseño e implementación de sus operaciones con un esquema digital industrial, a través de soluciones de Internet Industrial de las Cosas (IIOT, por sus siglas en inglés), usando la plataforma EcoStruxure”, informó Enrique González Haas, presidente y director general de la firma.

Mencionó que ella plataforma le permite a los clientes y usuarios a tomar decisiones informadas y basadas en datos que producen una mejor rentabilidad, mayor rendimiento en la gestión de activos y ayuda a mantener las operaciones seguras y ágiles.

De acuerdo con un comunicado, Schneider Electric ha lanzado varias fábricas inteligentes en todo el mundo en países como China, Francia, India, Indonesia y Filipinas, y ahora en México.

“En Schneider Electric, continuamos brindando la transformación digital a la economía mexicana, por lo que la nueva fábrica inteligente en Monterrey, como un escaparate de la innovación, es un ejemplo de cómo las instalaciones de fabricación pueden ser más eficientes, rentables y sostenibles con el uso de la tecnología, y una mirada a la nueva era de la Industria 4.0”, expuso el director general.

Explicó que entre los planes para esta fábrica esperan incrementar entre 20 y 30% la plantilla laboral, obtener un crecimiento de 100% de su facturación con respecto del 2018 y transferir algunas líneas de producción a esta localidad.

“Por lo que hoy anunciamos una inversión adicional de 9 millones de dólares para la ejecución de dichos proyectos”, agregó.

La fábrica inteligente en Monterrey implementó cinco plataformas y arquitecturas de sistemas abiertos e interoperables EcoStruxureTM, compatibles con IoT (Internet de las Cosas) de Schneider Electric.

Lo anterior permitirá tener mejor eficiencia de ingeniería en sus edificios; mejorar la conectividad, y el análisis inteligente; la protección de la información y datos críticos; tener un software integrado para la fabricación inteligente, entre otras funciones.

La empresa ha probado con éxito varias soluciones digitales y se ha implementado una red de fabricación global que incluye a 1,100 empleados, en dos líneas de producción que fabrican: centros de control de motores, paneles de iluminación y conmutadores de seguridad.

Con respecto a las alianzas con universidades y asociaciones, la fábrica colabora con la Universidad Autónoma de Nuevo León, Tec Milenio, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad del Valle de México.

[email protected]