La empresa sueca SKF, líder mundial en tecnología de rodamientos, anunció este miércoles que suprimirá 1,500 puestos de trabajo en el mundo, pese a que su beneficio neto se quintuplicó en 2014.

El grupo "quiere llevar a cabo una nueva estructura industrial simplificada, eficaz y más concentrada en el cliente" y "racionalizar" los puestos directivos intermedios, explicó el presidente Alrik Danielson en un comunicado.

La reorganización "va a resultar en la supresión de unos 1,500 puestos" de trabajo de los 48,600 que cuenta la empresa, agregó Danielson.

Estas medidas pretender mejorar su productividad en 7.5% en los dos próximos años, aunque el volumen de negocios creció el pasado año 12 por ciento.

erp