Con el uso de oficios especiales de inversión (conocidos como Secas), que permiten adelantar licitaciones de obra pública antes de que se apruebe el presupuesto de egresos del año siguiente, el gobierno federal busca reactivar la industria de construcción, cuyo valor de producción hiló en agosto 14 meses de contracción.

“En total, serán 873 procedimientos de licitación, que asocian 8,767.5 millones de pesos”, informaron las secretarías de Hacienda y Comunicaciones y Transportes.

Dichos recursos estarán destinados al rubro de mantenimiento y conservación, en el cual la dependencia estima contar en su presupuesto de egresos del 2022 con un total de 15,414 millones de pesos.

En el mismo comunicado, enviado por separado, las dependencias explicaron que las licitaciones se comenzaron a publicar en seguimiento al anuncio que hicieron sus titulares el pasado 29 de julio, para apuntar el segmento carretero y de autopistas.

También se detalló que las convocatorias para realizar 571 licitaciones de obra pública por parte de la SCT, planeadas inicialmente para el 2020, y que suman 6,215 millones de pesos, están relacionadas con conservación periódica de tramos, conservación rutinaria de puentes, reconstrucción de puentes y conservación de puentes.

“Además, el próximo martes 29 de octubre del 2019 se realizarán 302 invitaciones, que equivalen a 2,552.5 millones de pesos, asociadas con el programa de Conservación Rutinaria de Tramos”, detallaron las dependencias.

La normatividad vigente de la SCT permite el uso de los oficios de Secas con la autorización de la Secretaría de Hacienda, de conformidad con lo establecido en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y su reglamento, y con base en el anteproyecto de presupuesto y demás normatividad aplicable, para que las unidades responsables estén en posibilidad de convocar, adjudicar y formalizar compromisos, con cargo al presupuesto del siguiente ejercicio fiscal.

Destacan inversión de IP

En el escenario planteado por el gobierno, las empresas ganadoras de los concursos comenzarán a invertir en recursos materiales y humanos desde antes de iniciar el 2020, para detonar económicamente al país desde este año.

Otro factor que fue destacado en las comunicaciones es que este 25 de octubre se formalizará el desdoblamiento carretero referente al viaducto urbano de Santa Catarina, por un monto de 4,800 millones de pesos. El tramo de 7.9 km se añade a la autopista Monterrey-Saltillo, y es el primero de cinco proyectos carreteros por una inversión total de 18,850 millones de pesos.

Los otros cuatro proyectos son: el libramiento de Ixmiquilpan, la ampliación a tres carriles de la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas, la vialidad alterna Ventura-El Peyote, los libramientos Lagos de Moreno, Zitácuaro-Maravatío y Ecuandureo-La Piedad, pertenecientes a la Red de Carreteras de Occidente (RCO).

Finalmente, se informó que el pasado 11 de octubre el tenedor de las concesiones de la RCO concretó una operación de venta por 44,988 millones de pesos, equivalente a 70% del valor de las acciones de la empresa concesionaria.

“Esto da cuenta del interés por invertir en proyectos de infraestructura de largo plazo en México, y se espera que una proporción de los recursos se reinvierta en la misma infraestructura, potenciando así la actividad económica de la región”, explicaron.

De acuerdo con un exfuncionario de la SCT, el uso de los oficios de Secas lleva implícito el riesgo de que se ajuste a la baja el presupuesto de egresos del año siguiente, y que con ellos se alteren las condiciones de los contratos firmados con antelación con las empresas.

[email protected]