Si bien el poco riesgo geológico y financiero que implican los 14 campos exploratorios de la primera licitación de la Ronda Uno en aguas someras representa un enorme atractivo para los inversionistas, serán extranjeros y sólo unas cuantas empresas nacionales quienes participen en este primer concurso, dadas las restricciones de capital y experiencia que estableció la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Así lo expresaron los líderes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quienes buscarán un diálogo con el gobierno para revisar algunas cláusulas de los modelos de contrato presentadas el pasado jueves por la Secretaría de Energía.

De acuerdo con Juan Acra, presidente de la Comisión de Energía de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), son pocas las empresas de capital mexicano que podrán demostrar que pueden invertir 1,000 millones de dólares por campo, incluso en consorcio, ya que las prebases establecen que sólo entre tres deben juntar este capital aunque haya más socios en el proyecto, por lo que será necesario revisar este requisito con el fin de buscar una práctica similar a la que se espera en yacimientos no convencionales sin estas restricciones.

Esto, en el sentido de integrar mayores empresas locales, las cuales con el tiempo vayan acreditando experiencia, además de que se debería incluir en la evaluación económica de los contendientes interesados, no sólo mediante el capital contable reflejado en sus estados financieros sino también a través del respaldo otorgado por los socios financieros participantes en cada uno de estos 14 bloques, como lo son los fondos de capital de riesgo , aseguró a El Economista.

Precisó que: Se espera participación de grandes empresas petroleras internacionales y unas cuantas nacionales, ya que por desgracia no tenemos desarrollada plenamente una industria nacional en extracción de hidrocarburos derivado del monopolio que ejercía Pemex en la materia . Sin embargo, según el representante empresarial, las subsecuentes licitaciones para hidrocarburos de la Ronda Uno prevén proyectos con mejores posibilidades para los mexicanos, como las licitaciones en campos maduros terrestres programada para febrero del 2015.

Buscarán revisar detalles

Gerardo Gutiérrez Candiani aseveró que el empresariado mexicano buscará un diálogo con el gobierno para determinar la factibilidad de que los potenciales operadores petroleros requieran por sí solos un capital contable de mínimo 1,000 millones de dólares.

[email protected]