Los radiodifusores del país esperan reunirse “pronto” con Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente electo de México, para exponer las principales problemáticas que aquejan a la industria.

Entre ellas, que la radio pirata es un tema de orden del espectro y no de libertad de expresión, así como la fórmula para el pago de contraprestaciones “que ha elevado el valor de las concesiones artificialmente”.

Durante la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, celebrada en mayo pasado, López Obrador prometió a los industriales del sector que, de ganar la Presidencia, no habría cancelaciones de ninguna concesión en radio y en televisión, ni expropiaciones, ni confiscaciones.

Además, López Obrador planteó que es necesario comunicar al país con Internet de banda ancha y utilizar, con ese propósito, la infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad. “Las redes eléctricas servirán para llevar la fibra óptica hasta el más apartado rincón del país, hasta la comunidad más alejada. Este servicio permitirá apoyar: la educación, la salud, el bienestar, y al mismo tiempo, el Internet, en todo el país, nos ayudará a garantizar el derecho de los mexicanos a estar informados”, expuso.

En cuanto a la compra de espacios (publicidad), la propuesta de López Obrador era que habrá “poca contratación. Se va a cuidar el presupuesto público, pero no se va a dejar de informar y de orientar, eso es necesario”.

Por su parte, los radiodifusores del país hicieron un llamado a que se tome más en cuenta a la industria y se haga de la radiodifusión un servicio convergente, tal como sucede en el plano internacional, debido a que las audiencias demandan conectividad y nuevas tecnologías.

La CIRT exigió que se revise el pago de contraprestaciones por las concesiones de radio y televisión, pues consideró que éstas son altas y representan un freno a la competencia.

Acusó que, en las más recientes licitaciones hubo un incremento injustificado en el valor del espectro. Los radiodifusores dijeron que no buscan negociar privilegios con las autoridades, sino que exista una competencia efectiva en el sector, pues además tienen cargas tributarias excesivas.

Tras la jornada electoral del 1 de julio, José Luis Rodríguez Aguirre, presidente del Consejo Directivo de la CIRT, expresó: “A Andrés Manuel López Obrador: otorgamos nuestra confianza y deseamos sabiduría, templanza, fortaleza y justicia, para que, en apego a derecho y con respeto a las instituciones, lleve con claridad, por buen rumbo y con éxito el destino de México”.

Previo a ello, Martí Batres, fundador y exdirigente de Morena, y quien en esta elección ganó un lugar en el Senado, se reunió con José Luis Rodríguez, de la CIRT, a mediados de mayo de este año, donde hablaron sobre la problemática de la radio, particularmente.

[email protected]