El sector ganadero de México demandó a las autoridades sanitarias de Estados Unidos no imponer trabas a las exportaciones de bovino mexicano libre de enfermedades (tuberculosis), bajo inspecciones “administrativas” de reclasificación por regiones, puesto que impactaría negativamente a la balanza comercial internacional y a los más de 800,000 productores pecuarios nacionales.

La Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), respaldó la decisión adoptada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), para invitar al Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA, en inglés), a que reconsidere la decisión de reclasificar, sin revisión previa, el estatus zoosanitario en tuberculosis bovina (TB) y brucelosis a diversas regiones de México.

Desde el año pasado, el gobierno estadounidense anunció que procedería a reclasificar las regiones de exportación de bovino procedentes de México, ante la presencia de enfermedades en el ganado, pese a que actualmente cuentan con el reconocimiento de acreditados en la campaña de erradicación de la tuberculosis Bovina (TB) para la exportación de ganado bovino hacia el vecino del norte.

El presidente de la CNOG, Oswaldo Cházaro Montalvo, recordó que la exportación de México promedio anual del 2019-2020 fue de 1 millón 300,000 cabezas, de las cuales “solamente un animal mexicano enviado a los Estados Unidos presentó un análisis positivo de TB”.

Ante ello, consideró “injusto el no valorar el enorme esfuerzo económico y logístico que ha realizado los productores pecuarios y autoridades de cada una de estas zonas, habiendo sido previamente revisadas y autorizadas por el mismo USDA-APHIS”.

El representante de los ganaderos mexicanos calificó como una “distorsión artificial” del mercado interno la medida estadounidense, ya que desalentaría el esfuerzo conjunto del gobierno federal, estatal, Organismos Auxiliares de Salud Animal, Uniones Ganaderas y productores pecuarios en general para seguir invirtiendo recursos y esfuerzos en mejorar cada día sus Estatus Sanitarios correspondientes.

Ante esta situación, los ganaderos mexicanos y autoridades del gobierno de la República acordaron realizar reuniones virtuales urgentes convocadas por la Autoridad Zoosanitaria Federal con gobiernos estatales y Uniones Ganaderas Regionales aludidas.

La CNOG destacó que buscará a su contraparte norteamericana, la National Cattlemen´s Beef Association, (NCBA), para que se solidarice y apoye ante su autoridad federal para que reconsideren esta medida, se respete un justo y equitativo intercambio comercial de productos pecuarios entre los dos países.

kg