La reciente aprobación del gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles a las lavadoras que importa esa nación, no afecta el negocio de Samsung en México, ya que su planta de Querétaro no atiende ese mercado, aseguró la compañía.

Esa fábrica produce lavadoras y refrigeradores para el mercado mexicano y para exportar a Sudamérica, aclaró el director de Mercadotecnia para la división Consumer Electronics en Samsung Electronics México, Hervé Baurez.

“En teoría no (hay afectación), porque sí se hacen algunas cosas muy puntuales para el mercado norteamericano, pero en realidad somos una opción para Corea de poder producir producto y apoyar al Cono Sur y Latinoamérica”, afirmó en entrevista con Notimex.

De acuerdo con Baurez, en las discusiones sobre la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), más los aranceles de Donald Trump, “habrá que entender qué implicación puede llegar a tener para la empresa”.

Recordó que desde que Trump asumió la presidencia de la Unión Americana, ha habido muchos rumores, en específico sobre la planta en Querétaro, porque Estados Unidos anunció la apertura de una planta y hay gente que asume que una reemplaza a la otra.

“La verdad es increíble que el mercado norteamericano por su tamaño, no tuviera una planta que atendiera sus necesidades”, subrayó el director de Mercadotecnia para la división Consumer Electronics en Samsung Electronics México.

Asimismo, expuso que la otra fábrica de Samsung en Tijuana es maquiladora que produce y arma producto para México, Estados Unidos y Canadá, “es por eso que las discusiones del TLCAN evidentemente nos ocupan un poco”.

“La planta de Tijuana está sólida, somos un proveedor muy importante para el mercado norteamericano y para México también, ya que el gran grueso de las pantallas, sino se fabrica, se arma en Tijuana”, subrayó Baurez.