China e India están en el centro de las discusiones para ultimar un acuerdo que frene las subvenciones perjudiciales a la pesca en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Éste es uno de los pocos acuerdos a que puede llegar la membresía de la OMC en su 12ª Conferencia Ministerial, que tendrá lugar del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2021 en Ginebra, Suiza, y es importante porque un tercio de las poblaciones de peces mundiales se consideraron sobrepescadas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Actualmente se están ajustando las últimas líneas pendientes para presentar el texto final del acuerdo sobre pesca a los Ministros de Comercio, en una negociación mandatada por Naciones Unidas que se ha prolongado por más de 20 años.

“Hay algunos puntos de fricción en la negociación, se están preguntando dónde debe estar el equilibrio por efecto de las subvenciones que contribuyen al exceso de la capacidad y a la sobrepesca y qué tipo de trato especial y diferenciado se debe dar a los países menos adelantado y a los países en desarrollo”, dijo Anabel González, directora general adjunta de la OMC, en una mesa redonda con periodistas este miércoles.

China e India lideran la producción mundial pesquera. Conforme a proyecciones de la FAO, China pasaría de una producción de 62.2 millones de toneladas en 2018 a 73.7 millones en 2030, mientras que India escalaría de 12.4 a 15.6 millones, respectivamente.

González informó que en las negociaciones está pendiente “cómo se aborda la participación de China en estas disciplinas o la participación de India”.

Como punto de comparación, la producción pesquera de América Latina tendría una caída de 4.9% en ese mismo periodo, a 16.7 millones de toneladas en 2030.

La gran mayoría de los países latinoamericanos apoya las negociaciones en este campo y verían con buenos ojos que llegara a la conclusión”, dijo González, tras exponer que estas naciones ven limitadas sus oportunidades por los subsidios distorsionantes de terceras economías.

Durante 2016-2018, los 39 países que informaron datos de apoyo gubernamental a la OCDE proporcionaron en conjunto un apoyo anual medio de 9,400 millones de dólares al sector pesquero.

Esto representó una transferencia bruta equivalente a aproximadamente 10% del valor medio de los desembarques durante ese periodo, frente a 13.8% en 2012-2014.

La disminución se debió a una reducción significativa en el apoyo directo a personas y empresas, que ascendió a un total de 4,600 millones de dólares por año, en promedio en 2016-18, en comparación con 8,600 millones en 2012-14.

Un factor importante de esta tendencia fue la reducción de la ayuda al combustible para la pesca en China, que se ubicó en una media de cerca de 2,000 millones de dólares entre 2016 y 2018.

En ese mismo lapso, en promedio, las subvenciones en el sector relacionadas con apoyo a la gestión, control y vigilancia en Estados Unidos fue de 700 millones de dólares y los apoyos a la renta en Brasil ascendieron a 600 millones y en Canadá rebasaron los 200 millones.

Al mismo tiempo, las subvenciones a infraestructura en Japón fueron de más de 600 millones y en China superaron los 300 millones, a la vez que en Japón los subsidios a investigación y desarrollo alcanzaron cerca de 200 millones, según datos de la OCDE.

roberto.morales@eleconomista.mx