El sector patronal pidió al Senado rectificar en algunos puntos de la reforma laboral, ya que preocupa que no se logre un diálogo tripartito en el nuevo Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y otros aspectos que ponen en riesgo a las empresas.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), advirtió la urgencia de rectificar algunos puntos del nuevo marco normativo, debido a que las cargas legales para el gobierno, los sindicatos y las empresas podrían tener un fuerte impacto, en especial para las micro, pequeñas y medianas empresas, que generan nueve de cada 10 puestos de trabajo formales en el país.

La semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó las leyes reglamentarias de la reforma laboral, que cumplen con lo demandado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y lo acordado con la modernización comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

No obstante, a decir del dirigente patronal, hubo planteamientos que no fueron atendidos y que “ponen en riesgo la estabilidad de las empresas, como el hecho de dejar sin tutela el derecho de no pertenecer a ningún sindicato, así como la posibilidad de celebrar múltiples contratos colectivos de trabajo en una empresa.

“El sector patronal reitera su respaldo a la reforma laboral y al cumplimiento de acuerdos internacionales como el T-MEC y el Convenio 98 de la OIT. Sin embargo, estos compromisos no deben menoscabar la competitividad y estabilidad de las empresas”, insistió.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) reconoció la importancia de mejorar la impartición de justicia en el ámbito laboral, pero hay aspectos que deben de mejorarse en el Senado antes del 30 de abril.

“La Concamin continuará manifestando sus inquietudes para modificar los aspectos que quedaron pendientes, siempre con el ánimo de crear desarrollo, bienestar y empleo para todos los mexicanos”, destacó Francisco Cervantes.

En materia de justicia laboral, para el sector patronal es preocupante que no se garantice el carácter tripartito, que permita el diálogo entre sectores productivos, en la conformación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

“Es de suma importancia que los sectores productivos puedan emitir opiniones y diagnósticos y sugerir acciones que brinden certeza, transparencia y confiabilidad en las actuaciones de dicho centro”, expuso De Hoyos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, reconoció la certeza jurídica para los trabajadores, pero también urge mantener una ley que sea flexible y permita que se siga invirtiendo y se cuiden factores de la producción. En tanto, la transparencia es un eje fundamental en el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que sustituyen a las juntas de conciliación y arbitraje.

[email protected]