De no promover la inversión privada en el sector energético que permita la transición a energías limpias con operaciones y empleos sostenibles, México se enfrentará a consecuencias irreversibles en materia climática, con el cobro del impuesto al carbono, que dañará al sector exportador del país, advirtió Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Las consecuencias del cambio climático pueden ser irreversibles”, dijo el líder empresarial en medio de la discusión de la contrarreforma eléctrica del gobierno federal, por lo que llamó a tener mayor voluntad para frenar el aumento de la temperatura.

“Este problema puede traducirse en afectar nuestro principal sector que es el exportador, el motor de nuestra economía, en donde se genera la mayor parte del Producto Interno Bruto, y puede tener consecuencias en el muy corto plazo con impuestos al carbono, que sin duda cambiarán y modificarán la competitividad de los países, los precios relativos sobre los cuales el día de hoy competimos y buscamos eficiencia y competitividad”, expuso.

En el marco del evento virtual en el que el sector privado fijó su postura respecto a la COP26, el presidente del CCE reiteró que el gremio está en línea con su compromiso de una economía sostenible y descarbonizada, a lo que llamó a promover la inversión en el sector energético, en un clima de respeto al estado de derecho, de libre mercado con responsabilidad social, certidumbre y estabilidad de largo plazo para las inversiones.

Ante la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, Salazar Lomelín admitió lo complicado que resulta para el gobierno invertir en materia climática ante las demandas sociales.

Yo entiendo y sé que esto es muy complicado inclusive para nuestras autoridades cuando tienen una cantidad enorme de demandas sociales, de demanda ciudadanas y económicas.

“Por eso nuestro comentario siempre es y será que estas situaciones tienen que resolverse y tienen que meterse aún con la problemática que tenemos dentro de la priorización que nuestras autoridades hagan de sus acciones, de sus gastos y sus inversiones y evidentemente de sus ejecuciones”, apuntó.

La funcionaria federal se comprometió a trabajar con la IP, “si no tomamos la llamada que hacen de cómo caminar para traducirlo en acciones y poder desde este espacio con todas las secretarías, con todos los gobiernos estatales y municipales y sobre todo haciendo un llamado desde el individual porque siempre considero que no hay acción pequeña, que no sume a la disminución o a la suma de la ruta en la que queremos”.

Clouthier dijo: “tomamos nota de lo que nos corresponde para poder hacer que el gobierno haga la parte que le corresponde a pasos más acelerados y poder también traducir palabras en acción”.

Carlos Mendieta, presidente del Consejo Directivo de Pacto Mundial México, dijo que el país está contribuyendo con 1.4% de las emisiones globales derivadas principalmente de la quema de combustibles fósiles.

“En Pacto Mundial México, creemos que es tiempo de ir más allá, y diluir barreras entre sectores y colaborar para hacer frente al cambio climático, construir un ambiente de confianza, que abone a la transparencia climática”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx