Varsovia, Polonia. En los últimos años hemos visto como empresas consideradas las gigantes de su mercado han caído, tal es el caso de compañías como Kodak o Blockbuster, que a falta de transformar su producto se han retirado penosamente del mercado. En el mundo de los cigarros, Philip Morris International (PMI) es líder con marcas como Marlboro, Delicados y Benson & Hedges

La tabacalera está cambiando la forma de hacer, consumir y vender cigarros, esto no sólo para permanecer en el mercado, sino para cuidar la salud de los fumadores. 

En los últimos 10 años la empresa ha invertido 4,500 millones de dólares en investigación para desarrollar nuevos productos que reduzcan drásticamente la exposición a tóxicos, también creó el centro de innovación The Cube, en Suiza, donde se desarrolla la tecnología y ciencia detrás de los nuevos productos, a esto se le suman dos fábricas para producir los nuevos artículos, una en Italia y otra en Alemania

Durante el Foro Internacional de Nicotina realizado en Polonia, en junio, Gizelle Baker, directora del programa de ciencia de PMI, dijo que hay más de mil millones de fumadores en el mundo y que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, si no se actúa rápido, 100 millones de personas morirían en 30 años debido a las enfermedades relacionadas con el tabaco. 

Añadió que los fumadores pueden desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón y enfisema, entre otras, pero que se ha comprado que la principal causa de estas enfermedades se debe a los tóxicos que se generan por la combustión he inhalación del humo del cigarrillo. 

Asimismo, durante el Foro se precisó que la mejor forma de evitar estas enfermedades es el dejar de fumar, pero que se es consciente que la nicotina es una adicción y aunque se tenga la voluntad de dejarlo no siempre es posible, por ello la importancia de desarrollar productos menos dañinos para la salud. 

Ante esto PMI creó IQOS, un calentador de tabaco, que como su nombre lo dice, no genera combustión y en lugar de humo emite aerosol que contiene entre 90 y 95% niveles más bajos de componentes dañinos. 

La comercialización del producto es solo para fumadores e inició en el 2014 en Japón, actualmente está disponible en 38 países como Italia, Suiza, Portugal, Rumania, Grecia y Corea, en este último se vende con el nombre de Marlboro IQOS.

El nuevo producto busca sustituir el cigarro tradicional, con lo cual PMI se despediría, gradualmente, de su marca estrella, Marlboro y en su lugar aumentará la producción de HEETS, cigarrillos creados para que el tabaco se cliente con IQOS, estos son de menor tamaño, no generan combustión, humo ni olor, y la sensación de fumar es la misma que el cigarro tradicional. 

IQOS, ha sido una revolución en Japón y su venta representa 16% de la venta  total de cigarrillos de PMI. El objetivo de la compañía para 2025 es que 30% de los envíos de tabaco para ese país sean de productos sin humo y que para ese mismo año 40 millones de fumadores se hayan cambiado a estos nuevos producto. “Más o menos es el número de fumadores que hay en Latinoamérica. Tenemos una visión corporativa de cambiar los fumadores a productos libres de humo y las tasas de las personas que se cambian a IQOS no regresan a fumar cigarrillos”.  

Regulación 

En el Foro Internacional de Nicotina, donde se reunieron expertos de más de 60 países, un tema central que se discutió fue la política de salud en materia de regulación del tabaco, que se aplica diferente en cada país, de ahí que es más fácil que los fumadores conozcan productos libres de humo en países Europeos y no sea tan fácil en otros, como en México, donde está prohíba la venta de cigarros electrónicos.

Si bien se reiteró en repetidas ocasiones que la mejor forma para evitar daños a la salud es no fumar, los cigarros electrónicos y libre de humo, pueden ser un gran avance para la salud pública, dijo David Sweanor, profesor de la Universidad de Ottawa y quien desde los años 80 ha dicado todo su esfuerzo esta causa. 

Precisó que regularizar estos productos son un paso importante para la salud de los fumadores y las personas que los rodea y que los países deben actuar de forma racional y prismática basados en investigaciones científicas que han demostrado que estos productos son menos propensos a desarrollar enfermedades. 

abr