Petróleos Mexicanos (Pemex) procesará en 2015 la menor cantidad de barriles de crudo por día en los últimos 25 años, en medio de una serie de paros y accidentes que han golpeado la actividad de sus refinerías.

De acuerdo con la base de datos institucional de la petrolera, el sistema de refinación nacional ha procesado un promedio de 1.058 millones de barriles diarios de enero a septiembre, la cifra más baja para un periodo similar desde 1990. Dicho volumen representa una caída de 10.2% en relación con el crudo procesado en las seis refinerías de Pemex el año pasado.

En valor, los ingresos por ventas internas de Pemex Refinación se ubican en su nivel más bajo desde el 2009, al sumar en los primeros nueve meses del año 448,986 millones de pesos, lo que implica una caída de 21.6% o 123,898 millones de pesos menos que los obtenidos en el mismo periodo del año pasado.

La razón de la disminución en el proceso de crudo es principalmente que algunas plantas de las refinerías han estado paradas por la rehabilitación de las mismas para la producción del diesel de ultra bajo azufre , dijo el área de prensa de la firma en un correo en el que agregó que para el 2016 se estima aumentar el procesamiento a 1.15 millones de barriles diarios, según la agencia Reuters.

Y es que las seis refinerías de la estatal: Salamanca, Salina Cruz, Madero, Cadereyta, Tula y Minatitlán, han tenido paros no programados durante este año, sumando 73 hasta agosto, de acuerdo a los documentos que no detallan la duración de los mismos.

Estos incluyen plantas catalíticas en todas las refinerías menos en la de Salamanca, en el centro del país, y en coquizadoras en tres de ellas: en la de Cadereyta y de Madero, en el norte de México, y en la Minatitlán, en el estado de Veracruz, con costas en el Golfo.

Además, mientras Pemex procesa menos petróleo, la eficiencia de sus refinerías se ubicará a un 69% este año, según cálculos de Reuters realizados con datos de la petrolera contenidos en documentos internos revisados por la agencia.

Esta cifra estaría muy por debajo de sus pares en Estados Unidos, con un 89%; Europa, con un 80 por ciento.

[email protected]