La cúpula directiva de la constructora OHL, con más de 100 años de operación y uno de los seis mayores grupos empresariales del sector en España, está siendo investigada por las autoridades españolas por una supuesta trama de sobornos que los favoreció para conseguir concesiones.

Según informó el medio español eldiario.es, la investigación se abrió por haber mantenido “una práctica generalizada de sobornos a funcionarios públicos, entre los que habría políticos, para conseguir adjudicaciones de obra pública en toda España".

eldiario.es de España explicó que el pasado 27 de febrero de 2018, "los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registraron el domicilio de Paulino Hernández Ros y encontraron 21 archivos de audio grabados por el propio exdirectivo de OHL y en los que aparece él conversando con otros responsables de la empresa participada mayoritariamente por el Grupo de Juan Miguel Villar Mir. Las conversaciones fueron grabadas entre 2006 y 2009".

Fue así como el 14 de marzo de ese mismo año se abrió una línea de investigación independiente del caso Lezo a cargo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón. Previamente, el 8 de marzo, el el exdirectivo Paulino Hernández Ros ya prestó declaración como investigado, pero el medio español informó que la Fiscalía Anticorrupción quiere que se le vuelva a interrogar por el caso.

"En un escrito de la Fiscalía Anticorrupción, al que ha tenido acceso eldiario.es, los fiscales Ana Cuenca y Juan Pavía hablan de que ese informe de la Guardia Civil y otro ampliatorio de 10 de octubre del pasado año aparecen hechos que son “indiciariamente reveladores de la existencia de una práctica generalizada de abono de comisiones a funcionarios públicosx por parte de responsables del Grupo OHL para la adjudicación de determinadas obras públicas en todo el territorio nacional”, asegura parte de la nota que publica hoy el medio español en su página.