México podría flexibilizar su postura en la cláusula sunset si se elimina el concepto de “extinción” en el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN 2.0) cada cinco años, y en cambio se incorporan mecanismos de revisión y evaluación del mismo en distintos plazos, así como candados de que el árbitro no sea un jefe de Estado ni sea voluntarioso, dijo Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El tema de muerte súbita no es aceptable por la parte mexicana en el TLCAN 2.0, sentenció, pero sí se podrían aceptar mecanismos intermedios que puedan conducir a la flexibilización de una postura de Estados Unidos, comentó en entrevista telefónica.

El dirigente empresarial que participa activamente en la sesión permanente del TLCAN explicó: “En el caso de sunset, podría explorarse un mecanismo que sin dejarlo al arbitrio de un jefe de Estado y de una decisión repentina, sí podría permitir un mecanismo de revisión de tiempo en tiempo”.

Al cuestionarle sobre las alternativas al sunset que se han puesto en la mesa técnica de los negociadores de los tres países, De Hoyos sostuvo que el tema es fundamental para definir el cierre del acuerdo, pero depende de que se flexibilicen las posiciones, particularmente en muerte súbita, porque temporalidad es poco lo que se puede ceder del lado mexicano.

“Se buscan fórmulas que no impliquen riesgo para la vigencia del Tratado. El planteamiento como se señaló, de que concluyera cada cinco años, nos parece que no es aceptable. Pero (se buscan) mecanismos para que se haga la revisión de tiempo y tiempo, pero que no implique muerte súbita que genere incertidumbre a un instrumento como este”.

[email protected]