El mercado negro de combustibles contribuyó a un detrimento de 16% en las ventas de gas LP de las empresas distribuidoras, durante los últimos cuatro años, dijo Octavio Pérez, director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Asocimex).

La demanda de gas LP en México era de 10 millones de toneladas y ahora es de 8.5 millones de toneladas del 2006 al 2009. Esta baja se debe al mercado negro y a la política de precios que desalienta el consumo , remarcó.

Refirió que la actividad ilícita se venía alimentando del transporte que salía de las plantas de Pemex y que se descargaba en puntos específicos. Parte de ese gas se reportaba como faltante o simplemente no se contabilizaba. Es un hecho que eso ocurría y, de esa forma, se alimentaba el mercado negro .

No obstante, dijo que ahora: Al salir el transporte con todas las válvulas selladas y foliadas en la forma 3218, que es la que respalda el viaje del producto, sentimos que va ayudar mucho para establecer controles de los choferes .

Precios, 15% más baratos

Anualmente se comercializan en el país de manera ilegal 850,000 toneladas de gas LP, aproximadamente, lo que equivale al consumo del energético en el Distrito Federal.

El precio oficial por kilogramo de gas LP es de 10 pesos y la reventa en el mercado negro en el Estado de México, por ejemplo, llega a costar 8.5 pesos por la misma cantidad, esto es 15% menos a lo establecido por el gobierno.

Más aún, llegan a utilizar facturas falsas, explicó el industrial.

Las zonas más conflictivas por mercado negro de gas LP para los socios de Asocimex son: Tamaulipas, Monterrey Estado de México y Tula, Hidalgo.

Una industria paralela

Octavio Pérez dijo que las personas que participan en esta actividad ilegal crean una industria alterna que distorsiona el mercado, porque no hay igualdad de condiciones para competir.

Es una industria alterna a nosotros que tiene plantas de gas, camiones repartidores, pero no tiene títulos de permiso ni le compra gas a Pemex y ofrecen mejores precios que nuestro socios. Nosotros competimos con ellos todos los días (...) entonces es innegable que existe un mercado negro , comentó.

Peor aún, se trata de personas que roban y venden el combustible con nombres de empresas que ni siquiera están dadas de alta ante la Secretaría de Energía (Sener), refirió. Al respecto, la asociación ha hecho denuncias ante el Ministerio Público.

De las 400 distribuidoras que existen en el país, la Asocimex aglutina 125, las cuales representan 30% del volumen distribuido a nivel nacional, entre ellas Metropolitano, Regiogas, Grupo Ideal, Dinámica de Chiapas, Gas de Oaxaca, Rivera Gas del Norte, Flama Gas y Super Gas de Juárez.

[email protected]