Emilio Lozoya ofreció a ejecutivos de la constructora Odebrecht en México “operar en el Consejo de Administración” de Pemex para que la compañía brasileña obtuviera un contrato para la remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo, afirmó Luis Alberto Meneses de Weyll, exdirector de Odebrecht en México, en esta segunda parte del video de su delación ante las autoridades judiciales de Brasil. A cambio de esta operación relacionada con Tula, la constructora se comprometió a pagar a Lozoya 6 millones de dólares en dos partes: 2 millones como muestra de agradecimiento previo a la actuación de Lozoya en el Consejo y 4 millones una vez obtenido el contrato, siempre de acuerdo con la declaración de Meneses.

“Pienso que la orientación del director general del Consejo de Pemex fue determinante para obtener el contrato”, dijo Meneses en esta videograbación ante los fiscales brasileños y que forma parte de los videos obtenidos por Quinto Elemento Lab, organización mexicana que forma parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas. En esta red también participan de IDL-reporteros de Perú, O Globo de Brasil, Armando Info de Venezuela, Sudestada de Uruguay, La Prensa de Panamá y La Nación de Argentina.

De acuerdo con Meneses, cuya grabación se realizó en Guarulhos, São Paulo, en diciembre del 2016, Lozoya pidió que Odebrecht se presentara a la licitación y después, “él buscaría operar desde el Consejo de Administración” a favor de Odebrecht. “Él fue muy claro al indicarme que teníamos que cumplir con los requisitos técnicos, administrativos y comerciales para que pudiéramos posicionarnos, y que una vez que pasáramos ese requisito, en la etapa previa de consulta, él buscaría operar y respaldar en el nivel del Consejo de Administración, que es el que toma la decisión final”, dijo Meneses.

En diciembre del 2016, las autoridades judiciales de Estados Unidos, Suiza y Brasil revelaron un acuerdo con Odebrecht para cerrar una investigación en su contra por corrupción en 12 países. Meneses, quien fue director de Odebrecht en México entre el 2010 y el 2017, está detenido en Brasil y colabora con el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones, como delator premiado. En esta segunda parte, el exejecutivo de la compañía es claro al afirmar que los supuestos pagos a Lozoya relacionados con la refinería de Tula son independientes a las transferencias realizadas por la compañía en el 2012, cuando Lozoya era miembro del equipo de campaña del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

Meneses afirmó en la delación que el exdirector de la petrolera estatal mexicana se presentó en una de las reuniones de trabajo con los ejecutivos de Odebrecht acompañado de una persona a quien identificó como Rodrigo Durán, quien “diseñó un esquema para ejecutar las operaciones de los pagos”.

—Usted le ofreció el proyecto. Él (Lozoya) prometió ayuda con ese proyecto. Ahí usted le ofreció una aportación voluntaria— resume el fiscal que interroga a Meneses en el video, en las instalaciones de la Procuraduría General de la República en Guarulhos.

—Una parte estaba garantizada, ganara o no, y otra parte si (Odebrecht) ganaba el contrato —responde Meneses.

—Él influenció al Consejo de Administración y la empresa ganó el proyecto— insiste el fiscal.

Meneses asienta con la cabeza y responde: —Eso.

—¿Eso es lo que sucedió? —insiste el fiscal nuevamente.

—Eso.