A unas horas de que arranque la consulta ciudadana para elegir la opción de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y, en caso de que no se respeten los contratos en Texcoco, el gremio de abogados prevé la implementación de amparos y reacciones jurídicas, que sí serán “vinculantes” a diferencia de la encuesta.

Así lo anticipó Luis Ortiz, presidente del Consejo General de la Abogacía Mexicana integrada por la Barra Mexicana de Abogados de México, el Colegio de Abogados de México, el Colegio Nacional de Notarios y la Asociación Nacional de Abogados de Empresas, luego de firmar un convenio de colaboración con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), para refrendar su apoyo y defensa a sus derechos humanos y sus garantías.

La consulta ciudadana —que inicia hoy y se prolongará hasta el domingo— no es vinculante; sin embargo, la cancelación sí tendrá consecuencias por no respetar el contrato para la construcción del NAIM en Texcoco. Por ello, este jueves la barra de abogados llevará a cabo un análisis sobre las consecuencias jurídicas de terminar el proyecto del aeropuerto.

“Las consecuencias de no respetar los contratos, ésas sí son vinculantes. Los inversionistas tienen herramientas legales, los contratos al analizarlos establecen cláusulas de incumplimiento y de interpretación y de tribunales federales, que van a tener jurisdicciones sobre esto”, acotó el abogado.

En entrevista, Ortiz no precisó sobre qué tipo de defensa realizarán, en caso de que se cancele la obra en Texcoco, pero el presidente de las barras de abogados advirtió: “vamos con júbilo” a trabajar con los industriales, porque son actores principales de la economía mexicana.

El representante del gremio de la abogacía en México sostuvo que cancelar el NAIM viola contratos, aunque “no puedo anticipar el resultado o el éxito de un litigio, no soy juez, pero de que hay medios de defensa, sí los hay y ojalá el gobierno tenga la habilidad para poder conciliar intereses y no romper el estado de derecho. Entonces directamente sí hay consecuencias técnicas y jurídicas, al no respetarse el contrato ya firmado”.

Colaboración

El convenio pactado con la Concamin, dijo, es una muestra de que los abogados colegiados, sujetos a la estrictas reglas de la ética profesional y comprometidos a la actualización de conocimientos, “estamos dispuestos a apoyar a los industriales mexicanos a que se respeten sus derechos humanos y las garantías que los sustentan, porque son ustedes los actores principales para lograr el crecimiento y desarrollo de México. Generadores de empleo y riqueza”.

Por su parte, el presidente de la Concamin, Francisco Cervantes, pidió a los ciudadanos a votar de manera informada y enterada sobre las diferentes opciones de la construcción del NAIM.

“Yo voy a votar en favor de Texcoco, porque ya hay una gran inversión ahí y un gran esfuerzo; pedimos que también voten los usuarios y los aeropuertos que tienen mayor afluencia del país, los pilotos y la gente que labora allí”, expresó el líder de los industriales, quien hace unos días aseguró que los inversionistas estaban nerviosos.

NAIM lleva 32.15% de avance

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México publicó en su sitio web el avance global de la construcción del nuevo aeropuerto hasta el pasado 30 de septiembre, el cual llegó a 32.15% (al mes de agosto, la cifra era de 31.8 por ciento). Debido a las controversias del dato, la OCDE sugirió “la conveniencia de añadir un indicador que mida el avance físico y financiero real del proyecto en relación con los calendarios y el presupuesto previsto”. (Con información de Alejandro de la Rosa)

[email protected]