El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó en Oaxaca el Programa Nacional de Infraestructura Carretera 2018-2024, que contará con inversiones históricas para las carreteras del país y obtendrá recursos por el combate a la corrupción en el sector de la construcción.

López Obrador enfatizó que “va a cambiar el proceder del gobierno en todo lo que tiene que ver con los programas de desarrollo y de manera especial vamos a cambiar la mala conducta de los gobiernos que inician obras y no las terminan”.

Acompañado por el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, detalló que “hay obras por todo el país, es un tiradero de obras inconclusas, un cementerio de obras por todos lados”, por lo que detalló que en primer término se planea el mantenimiento a obras de infraestructura.

El mandatario aseguró que “va a haber presupuesto suficiente para la conservación de caminos y carreteras, alrededor de 30,000 millones de pesos para mantener en buen estado las carreteras federales y los caminos rurales”.

Agregó que en segundo término se decidió también terminar las obras ya iniciadas, “ya también en el presupuesto que está por aprobarse se contempla dinero suficiente para concluir obras que ya se iniciaron y no se concluyeron”.

El Ejecutivo federal aseguró que se acabarán los moches y sobornos en las licitaciones de obra pública, así como los trabajos de mala calidad, y resaltó que en el proyecto de presupuesto hay un artículo transitorio que permite que el gobierno federal pueda entregar los recursos destinados a infraestructura directamente a las autoridades municipales de usos y costumbres.

En otro tema, López Obrador reiteró que se terminará con la obra del Tren Toluca-Ciudad de México, para lo cual ya se destinaron en el presupuesto 2019 3,000 millones de pesos, y calculó que podría estar terminada a mediados del presente sexenio.

Inversión histórica

El Programa Nacional de Infraestructura Carretera se fundamenta en la atención prioritaria a zonas que no han tenido la oportunidad de contar con estas obras, destacó el subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Cedric Iván Escalante.

En este sentido, destacó que “a nivel histórico, la inversión que se va a tener en 2019 para atender los 40,000 kilómetros de carreteras federales, es la mayor inversión en los últimos 24 años; es por mucho el doble de las inversiones en los últimos dos o tres años que hizo el gobierno federal en la administración anterior”.

“Solamente el año próximo habrá una inversión, incluyendo las inversiones público-privadas y las propias de la inversión federal, de alrededor de 78,000 millones de pesos, con la generación de alrededor de 80,000 empleos directos y más de 200,000 indirectos”, destacó.

En el marco de la presentación que hizo el presidente López Obrador, respecto a la inversión público-privada, indicó que para 2019 se trabajará en 20 carreteras concesionadas con una inversión de 27,338 millones de pesos, con una meta de 299 kilómetros.

Asimismo, adelantó que se estudiará con atención la posibilidad de otras nuevas inversiones del sector privado que contribuyan al desarrollo de la infraestructura carretera.

Mientras que el Programa de Conservación de Carretas permitirá mejorar las condiciones de transitabilidad de los 40,000 kilómetros de la red carretera federal, ya que en la actualidad más de 8,500 kilómetros están en mal estado.

En tanto, el Programa de Conservación y Rehabilitación de Caminos Rurales invertirá alrededor de 8,170 millones de pesos, y se atenderán 600 caminos adicionales al Programa de Pavimentación a las carreteras municipales.

Además, para el Programa de Construcción y Modernización de Carreteras, dirigido a terminar obras que sean útiles a la población y que estén en proceso, se destinará una inversión de 10,500 millones de pesos para el año próximo, con los que se concluirán 22 carreteras útiles.

De igual forma, continuará la construcción y modernización de otras 48 carreteras.